El gallo cojo

Mantén al diablo en el fondo de la cloaca

Texto: El gallo cojo /

Existe otra Pasión de Cristo y se titula The Wire. Dice mi buen amigo Adrián Sánchez Esbilla que contemplar The Wire es como disfrutar de Balzac en Baltimore. La gran comedia humana de la década pasada transcurre en una cloaca donde el diablo surge en cada esquina y todos tratan, a su manera y como en la canción de Tom Waits, de que no salga a la superficie. No descubro nada nuevo si digo que The Wire es un asombroso retrato del narcotráfico y de la tan lógica como generalizada corrupción de las instituciones: fiscalía, legislatura, la educación, el periodismo. Todos los  ríos confluyen para certificar la existencia de un negocio tan sabroso como perdurable que es el que da vida a las ciudades.

En cada capítulo, la vida transcurre en las toperas, en los puertos, en los gimnasios, en el despacho del Alcalde, en la oficina de una comisaría, en los guetos del barrio oeste de Baltimore. Todo sucede a ras de suelo, no existe más esperanza que el consuelo y a penas se vislumbra una luz que no sea la compasión. En The Wire, amigo, nunca se muestra el cielo abierto, porque el único cielo que el ojo reconoce está grabado en un billete verde con presidente muerto.

Me gusta pensar que en todo esto hay una ética del delincuente. No hay mucha diferencia entre lo que sucede en un gueto y lo que transcurre en un despacho, el daño provocado por un maletín y el causado por una recortada. El escalofrío, en el fondo, viene a ser el mismo, cuando los dos dejan el mismo número de cadáveres por el camino. David Simons y Ed Burns, un periodista y un policía, nos describen un mundo donde las miserias alcanzan un grado de sublimación tal que sólo encuentra sentido en la vida real. Asegura David Simons que lo que le inspiró la serie fue la tragedia griega, donde el destino ha condenado de antemano a dioses y humanos, sin reparar en su heroísmo, fuerza de voluntad o sentido ético. Ciertamente,  todos sus protagonistas ansían la felicidad de uno u otro modo. Desean dinero y poder para vivir felizmente. Pero el esfuerzo y los mejores añós de su vida siempre derivan hacia la ambición que no es sino un camino hacia una vida tan grande como su fracaso. Junto a esa vereda, el inspector McNulty aprenderá a aceptar con resignación que, por muchos casos que cierre, la guerra prevalecerá sobre su destino, cuya grandeza no vale sino por la rebelión que, permanentemente, practica. De entre todo el bestiario que Baltimore puede presumir, siempre asomará el rostro carcomido de un yonkie que, despojado de todo, termina aceptando que existe una ilusión, aunque esta dure los segundos marcados por un pico de heroína.

A pesar de todo, cada uno de los personajes de esta serie asume la necesidad de una paz que, en algún momento, le ha sido arrebatada y que volverá a perder en cuanto la hayan acariciado sus dedos.  The Wire es un ensayo sobre el fracaso y la necesidad de librar nuestra conciencia de todos aquellos fantasmas que la amenazan. En el fondo, en esta historia subyace la aceptación total de que ya no existen dioses de luz y de que el mundo está superpoblado de ídolos de barro que tratan de mandar al diablo directamente al agujero.

Anuncios

Un pensamiento en “Mantén al diablo en el fondo de la cloaca

  1. Por cierto, una de sus protagnistas, la chica aquella que iba con el del martilo neumático de puntas, cargandose a todos, fue arrestada por traficar con coca hace unos meses , y es que The wire “es tan de verdad” que muchos de los secundarios eran habitantes de la zona. Mi segunda serie favorita después de Los Soprano y antes que Band of brothers.

    Saludos y enhorabuena por la iniciativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s