Adrián Sánchez Esbilla

¡Ahora Quini, ahora!

El FIXC, el Festival Internacional de Cine de Gijón acogió dentro de su programación el estreno del documental de Rai García dedicado a la figura íntima del futbolista Enrrique Castro “Quini”,  “El Brujo” frente el espejo. Esta es una crónica sentimental del mismo publicada originalmente en La Nueva España el 23 de Noviembre de 2012 por Adrián Sánchez Esbilla.

Al Molinón empezó a llevarme mi padre, que era del Oviedo, con un carnet de socio que pagaba mi abuelo, que también es del Oviedo. A Quini juraré que lo vi jugar durante su último año, pero esto no se si es así o es una de esas verdades que la memoria te fabrica a medida.

En cualquier caso para mi Quini es una imagen, un salto con los brazos hacia el cielo, un gol de cabeza imposible, un desmarque dando un paso atrás. Una foto colgada del tiempo de un gol que no fue contra el Rayo Vallecano. Porque como aquellos goles de Pelé, el más famoso de Quini nunca entró en ninguna portería: fue un gol directo a la leyenda.

«El Brujo frente al espejo» descuelga la imagen de Quini desde esa foto icónica del gol que no fue para preguntarse qué llevan las leyendas a la espalda. Rai García  busca en el rostro de esa misma leyenda la respuesta. A veces con pudor, otras sin él la cámara escruta la cara de Quini intentando dilucidar cuál es el punto exacto donde convergen el mito y la humanidad. Lo hace desde una emotividad descubierta, primaria y sin excusas. Épica incluso, en el sentido en el cual los héroes, y Quini es uno moderno, lo son al enfrentarse directamente con la muerte. 

La enfermedad, el miedo y la pérdida son las tres proezas del héroe que el Quini crepuscular recuerda frente al doble objetivo de la cámara de Rai García y el ojo del espectador. Un viaje intimista y emocionalmente límite que ni cae en las vidas de santos ni resulta desmitificador. Tosco, sí, pero tan sincero que supera sus propias insuficiencias.

Y el que no se estremezca viendo el cuerpo quebradizo de Quini levantarse en El Molinón durante aquel Sporting-Eibar de la temporada 2007-08 es que tiene un ladrillo donde debería de estar el corazón. Yo juraré que aquel día revivió.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s