Adrián Sánchez Esbilla

Entropía: crónica del FICX 50

¿Y al final? Pues algo como esto. Publicada el lunes 26 de noviembre el el periódico La Nueva España una crónica del FICX 50 en el año del cambio:

Se ha puesto tristón el FICX.  La mediana edad le ha dejado neurasténico, como cavilando hacia dónde ir. Todavía temblando por los cambios internos, dándose cuenta de que, a unas edades, a lo mejor sí se necesitan sacudidas, pero no hacen falta traumas.

La salida de Cienfuegos y la entrada de Nacho Carballo, intempestivas, violentas, provocaron un rictus que no se nos ha quitado todavía, aunque algunas cosas del festival lo hayan suavizado. Es cierto lo que decía el otro día Manolo Abad respecto al descenso de la población de modernos, menos ver y dejarse ver, boicots de palabra y obra atemperados con el tiempo. La tormenta que amenazaba terminó en orbayu, pero el FIXC ya no es intocable. Eso ha cambiado su estatus para peor.

También las cosas de la coyuntura, esa crisis que somos y no en la que estamos. La gente está desganada hasta de protestar. Si uno lo piensa, el FICX retrata a su escala a todo Gijón: sigue vivo, pero de aquella manera.

El viejo nuevo FICX prometió que nada se iba a romper, pero ha terminado por confundir lo accesible con lo anodino, la coherencia con el estancamiento. La sensación es que el festival ha pagado en cierto modo la novatada, con una sección oficial con exceso de relleno, incluidas algunas cintas que nunca deberían haber estado presentes. Al final hubiese sido más interesante ver algunas cosas romperse que no asistir a un desfile de facsímiles de la autenticidad. Un festival caracterizado por moverse siempre hacia delante ha ido, progresivamente, caminando en círculos, sin casi darse ni cuenta. Pero esto no es nuevo, sólo la consecución de un proceso. El FICX ha llegado este año a un punto al cual venía acercándose desde hace unas cuantas ediciones.

Nacho Carballo, Jorge Iván Argiz y Paco Roca, autor del cartel del Animafix

No todo es culpa del festival, ni de esta nueva gerencia ni de la anterior. El FICX cartografía una realidad, la de los márgenes, y esta labor a veces resulta frustrante, porque incluso el cine supuestamente más creativo cae en la fórmula, en el molde. En esta 50.ª edición hemos visto la consecución efectiva de un cambio de paradigma; la imposición casi unívoca de una nueva sintaxis, de un idioma hablado por películas rumanas, japonesas, bosnias, norteamericanas… Cada cual con sus pequeñas variaciones de acentos y argot, pero todas dependientes de un tronco común. La heterodoxia se ha transformado en la nueva ortodoxia, lo heterogéneo se ha homogenizado, lo antisitema es ahora parasistema.

¿Dónde queda entonces el riesgo y la personalidad? Bien en salirse del nuevo paradigma, bien en manipularlo, moviéndose entre sus arrugas. Hemos visto ejemplos, tímidos y contados, de estas soluciones. Imágenes del futuro, a lo mejor. O sólo rarezas aisladas, ya veremos.

El FICX necesita nuevos caladeros, salirse del sota, caballo y rey de algunos festivales de los cuales se ha nutrido y que, de manera obvia, están agotados o han sido absorbidos hasta convertirlos en Sistema. Mejor dejarlos en barbecho. Esto supone, claro, arriesgarse otra vez, salir afuera. Y afuera hace frío.

Pero no todo ha sido tristeza, ni frustración. La retrospectiva del gran Juraj Jakubisko ha sido un hallazgo, otro paso, dado desde Gijón, para reivindicar la tradición fantacinematográfica centroeuropea. Junto a este ciclo, la otra gran nueva ha sido el Animaficx. Una sección que es la marca de Nacho Carballo y que está hecha para durar. No era raro oír recomendaciones de tal o cual película animada o confirmaciones de que lo mejor del festival se estaba viendo allí. Encima el público respondió y no se tomó aquello como un invento. La animación no adultera el FICX, al contrario, su creatividad se integró de maravilla con la personalidad del certamen, remitiendo por igual a sus orígenes y a su esplendor. Un ejemplo de sacudida sin traumas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s