Pablo Batalla Cueto

El oriciu cósmico: Torres y rascacielos en CaixaForum

Vista general de la exposición

Vista general de la exposición

La torre de Babel, de la que hay una hermosa maqueta en la exposición Torres y rascacielos del CaixaForum de Madrid, medía unos noventa metros de altura. Al menos eso era lo que medía el zigurat de Etemenanki, en Babilonia, que es la construcción que la tradición ha identificado con la famosa torre bíblica. Noventa metros es lo que mediría hoy un edificio de veintitantas plantas. Un edificio de veintitantas plantas es ya un señor edificio, pero no un edificio excepcional; la torre de la Universidad Laboral mide 117 metros, y Gijón no es precisamente ningún Manhattan. Si Dios castigó con legendaria inmisericordia la audacia de aquel ziguratillo de provincias, ¿qué no habría de hacerles a los perpetradores del Burj Khalifa de Dubai, que mide nada menos que 828 metros? ¿Qué tremebunda madre de todas las plagas no estará preparando?

1

Burj Khalifa, en Dubai

El Burj Khalifa marea incluso en la maqueta que también se yergue, rotunda, al final del recorrido de Torres y rascacielos. El Burj Khalifa es una sucesión vertical de espigados cilindros concéntricos cada vez más estrechos, y, pegado a uno de los rascacielos que lo circundan y a los que el coloso hace casi parecer cuadrados y horizontales, la imagen resultante es como de una vieja radio con la antena extensible completamente estirada y erguida. Si a Dios le hizo cosquillas en la espalda la torre de Babel, los ochocientos metrazos de Burj Khalifa deberían estar atravesándole el cielo de la boca como un palillo traidor escondido en un bocata del bar. Sin embargo, Dios calla.

«La confusión de las lenguas», de Gustav Doré

«La confusión de las lenguas», de Gustav Doré

Lleva siglos callándose. Se calló con el faro de Alejandría y con la torre Eiffel; se calló con el edificio Chrysler y con el Empire State Building; se calló con las torres Petronas y con el Taipei 101. Si las guerras, pestes, hambrunas, dictaduras y reediciones de Gran Hermano que se suceden cada cierto tiempo son un castigo a la irreductible osadía del hombre, Dios no se ha molestado en hacérnoslo saber, por lo que nada nos hace darnos por enterados de que debamos detener la alocada carrera de la arquitectura fálica (en el fondo, todos sabemos que se trata de eso). El planeta no ha dejado de poblarse de rascacielos, como si estuviera transformándose poco a poco en algo así como un gigantesco oriciu cósmico-sideral, pero hay una cosa curiosa en todo esto: el erizamiento parece seguir una linealidad perfecta en dirección oeste. Empezó en Babel y Jericó, pasó más tarde a la Europa de las catedrales, emigró después a Estados Unidos —esa foto de los obreros merendando sentados en una viga suspendida en el aire—, saltó luego el Pacífico para extenderse por Extremo Oriente —Japón, Taiwán, Malasia…— y, caminando con la rotación de la Tierra, ha vuelto en los últimos años a los desiertos semíticos que fueron su punto de partida.

Tal vez, después de todo, Dios no sea omnipresente y omnisciente, sino sólo omnipotente y un señor palestino, jordano o árabe con mucha mala leche y poco espíritu viajero. Tal vez haya vivido todos estos milenios sin salir de aquellas tierras, y no se haya dado cuenta del erizamiento de marras, convencido de haber erradicado el mal del rascacielismo, inexistente a su alrededor. Quizá el famoso fin del mundo profetizado por los mayas para el próximo día 21 se produzca cuando Dios se dé de bruces con el Burj Khalifa.

Si les apetece hacer algo cultural antes del inminente Juicio Final, por aquello de sumar créditos ECTS para las oposiciones a angelito del cielo, Torres y rascacielos y su vibrante resumen de siete milenios de arquitectura humana mediante maquetas, fotografías y cuadros es una excelente opción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s