Pablo García Guerrero

El verdugo. Sporting 1, Racing 2

Fotografía de El Comercio

Fotografía de El Comercio

Si fuera Pepín, el sábado por la noche habría echado a Sandoval. Así, a la brava, en caliente, como nunca-jamás-en-la-vida deben hacerse las cosas. Aunque no valga para nada, pero se debe de quedar uno muy a gustín. A la vista de los resultados, el juego, la imagen y el panorama futuro, no hay razones para mantener al entrenador, ni apetece seguir escuchándolo culpar al balón de que no sea justo con el equipo.

El balón, aire atrapado que vuela adonde quiere, cabronazo. O las botas, torcidas, que les sale la uña del dedo gordo, sin cortar, uñona. O el césped, que estaba lleno de trampas que impedían el juego de asociación del Sporting. O, ya puestos, el horario, el invierno, la corrupción.

Sandoval ha demostrado hasta ahora más bien poco como entrenador: táctica, estrategia, motivación, alternativas, valentía. Y esa manera que tiene de tratar de ganarse a la grada con un campechanismo que siempre nos ha parecido impostado, esa manera de emular a Preciado, de hacerse amigo de la puta tele, esa manera no nos gusta, porque no somos campechanos, somos sportinguistas alterados, y no hay que tratarnos como gañanes que vamos en romería a ver llegar el autobús del Madrid para sacarnos una foto con Cristiano, ni empezamos a saber de esa cosa llamada fútbol hace cuatro días, que parece que nos la trajo él, porque aquí se jugaba a esa cosa mucho antes de que a Sandoval se le ocurrieran las primeras recetas de cocina, y esto es el Sporting, y hay que querer ganar, y no andar amarrando el resultado cuando falta media hora para terminar y que se te vaya todo el invento al carajo porque tus jugadores no saben defender, y que encima sea la enésima vez que pasa y contra el enésimo equipo muerto que revive a costa de jodernos el enésimo fin de semana.

Fotografía de El Comercio

Fotografía de El Comercio

Si fuera Pepín, habríamos puesto a Abelardo, «con un contrato de cinco años», me dice uno que va al fútbol conmigo y que no ha dicho una cosa buena del Sporting desde que se fue Lediakhov, porque tiene razón, y si yo fuera Pepín, lo pondría de presi, a mandar y a cortar cabezas, y yo me quedaría en mi Marbella del milagro español buscando a algún ruso o jeque para venderle las acciones y los sobres y las cámaras ocultas del «palco donde se hacen negocios», y ya os dejaría en paz a todos, amigos, y podríais hacer un club decente, un equipo en condiciones y pasar un fin de semana tranquilo.

Pero no: el balón torcido seguirá rodando en el césped lleno de trampas para el juego de asociación del Sporting ante una grada que cada vez se irá vaciando más y más, calvas, huecos y asientos sin ocupar de socios que viven fuera para encontrar trabajo y le dejan el carnet a un colega, y no va ni el colega, que tampoco trabaja, y todavía alguno se pregunta en esos mundos de Twitter por qué no va ni Dios al campo, y yo pienso que tampoco fue al campo el que lo escribió en Twitter, tan poblado.

Así, así, vacío, calvo y con la uñona sin cortar, se le va yendo la vida al Sporting, como la ceniza que le caía a Machado en la chaqueta, al pobre, que murió de pena por Guiomar y por la mierda de país que dejó atrás. Y sigue todo como lo dejó, pero ahora la ceniza ya nos cubre a todos, desde El Molinón hasta Génova, y el único cigarrillo encendido es el del verdugo que nos espera ansioso junto al garrote vil. Adiós, Pepe Isbert. Adiós, Guiomar.

Anuncios

2 pensamientos en “El verdugo. Sporting 1, Racing 2

  1. El día que vi al “cagandando” de Pepín en la cámara oculta aquella… Dejé de ir al Molinón y al añu siguiente dejé de pagar el recibu… Aún no volví.

    Desde entonces llevo intentando dejar de ser “fologüer” del Sporting sin éxito. Algo que se hace muy evidentemente cuando noto cómo me duele el alma al leer estás líneas.

    P.S: El jueves pasado quemé mi DNI al enterarme que el “mangüan” de Mariano paga los convites sacando les perres de un sobre… E igual que me pasó con el Sporting, el añu que vien, dejo de pagar el recibu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s