Víctor Guerrero

Desórdenes de equipo: GP de Malasia

976573-15954843-640-360

Mark Webber, en primer término, a la derecha; Lewis Hamilton en el medio; y Sebastian Vettel, a la izquierda, de espaldas, arruinado por la victoria en el Gran Premio de Sepang, Malasia. Imagen de Eurosport.com

A los seguidores españoles de la Fórmula 1 nos cae bien Mark Webber porque tiene cara de buen chaval, porque es colega de Alonso y no de Vettel. Y porque no gana, o mejor, gana pocas: 9 de 198, una de veintidós. Si ganase más, Mark Webber sería un tío con la misma cara de buen chaval pero al mismo tiempo rival de Alonso, o sea, ya no tan colega, y eso es lo que cuenta para nosotros, fans españoles de la Fórmula Alonso. La lógica del alonsismo es implacable. En la Fórmula 1 hay buenos y malos en función del lugar que ocupen en la galaxia Alonso. Webber, ya se ha dicho, es de los buenos; Vettel es malo y Massa, otro suponer, no cuenta porque no sabemos muy bien a qué se dedica.

El cariño español y alonsista por Webber ha crecido enormemente en las últimas horas, porque el chaval iba a ganar el Gran Premio de Malasia, le iba a hacer un favor a Alonso «de cara al campeonato» evitando que ganase Vettel pero luego ha resultado que no. Porque Vettel le ha adelantado. Y ha ganado la carrera. Webber se ha enfadado mucho porque el equipo le había dado órdenes de conducir con calma una vez despejado el panorama en el tramo final de la carrera, y Webber hizo tal cual. Pero Vettel hizo lo contrario: en lugar de frenar, aceleró, y consecuentemente adelantó su compañero y ganó la carrera. «La jodí, soy la oveja negra», ha dicho Vettel, reconociendo su hijaputez (a ojos de Webber y casi todos los demás).

Seguramente va a ser una semana algo movida en Red Bull. Es un asunto desagradable para un equipo: uno de los insignes miembros de la escudería ha incumplido una orden y el otro, dolido, ha soltado bastante mierda por la boca: «será protegido, como siempre», dijo Webber en el podio ante varias decenas de millones de personas. Los rivales de Red Bull, que son todos los demás, pueden celebrar el mal rollo pero tampoco conviene dramatizar, ni mucho menos esperar cataclismos. Recordemos: Ayrton Senna le hizo una jugada parecida a Alain Prost en 1989. Ambos corrían para McLaren y se suponía que debían respetarse durante la carrera. Senna no lo hizo y perjudicó a Prost, que se quejó. Senna ni siquiera pidió perdón, como hizo Vettel ayer. Prost terminó ganando aquel campeonato.

Es bastante dudoso que Webber vaya a conquistar el campeonato del mundo de Fórmula 1. Ni este año ni el que viene. No es imposible, pero es improbable. Porque Webber, siendo buen chaval, cumpliendo las órdenes porque asume que son iguales para todos o porque es así de legal, no es tan rápido como Vettel. Ni tan buen piloto como el tricampeón del mundo. Por eso la bronca en Red Bull será, o habrá sido ya, pero no tanto. «Protegido», eso ni siquiera hace falta. A Vettel le protegen las 26 victorias de 102 carreras y los TRES campeonatos de pilotos y constructores que le ha dado a Red Bull. Contra eso no puede competir el buenchavalismo de Webber.

En realidad, Vettel se ha comportado con Webber con suficiencia, porque obviamente no lo considera un rival a su altura, o para el campeonato. Por eso se salta a la torera las órdenes de equipo. Y porque tiene por detrás a un piloto realmente peligroso. Lewis Hamilton también se subió a un cajón del podio (el tercero) que seguramente no le correspondía ni por coche ni por pilotaje, pero en su caso las órdenes de equipo cumplidas le beneficiaron. «No me voy a olvidar de esto», les dijo por radio Nico Rosberg a los jefazos de Mercedes cuando le negaron la posibilidad de pasar a Hamilton cuando iba sobrado. La frase iba particularmente dirigida a Ross Brawn, director de la escudería y autor en sus tiempos de Ferrari de órdenes como aquella que le dieron a Barrichello para que dejase pasar a Schumacher sobre la línea de meta de Österreichring. No sabemos si Rosberg va a tener oportunidad de pedir la compensación pero el hecho de que se lo plantee ya es más de lo que se puede decir de Webber con respecto a Vettel. En Mercedes sí puede haber partida.

113277-825-490 Alosno, 20 minutos

Fernando Alosno se va en la primera curva del circuito de Sepang, tras haber perdido el alerón delantero de su Ferrari en un choque con Vettel en la primera vuelta.

En Ferrari, después de dos carreras, no la hay. Y eso que Felipe Massa acabó la carrera, algo que Fenando Alonso no puede decir. El alonsismo militante apagó mayoritariamente la televisión una vuelta después de apagarse el semáforo, cuando el coche de Alonso se deslizó sobre la pista, sin alerón delantero, hasta reposar en la gravilla de la curva uno. Ahí se acabó la carrera para el bicampeón del mundo y también para los que entienden que las carreras sólo son divertidas si el asturiano está en la pista. Visto lo visto, una vez más, se perdieron cosas bastante entretenidas. Pero hay que conceder: si Alonso no hubiese cometido un error de pilotaje y si, sobre todo, su equipo no hubiese sido tan arrogante de pensar que podía girar con el alerón delantero raspando el asfalto, el Gran Premio habría sido diferente. Para todos. Pero el caso es que ambas cosas sucedieron: Alonso salió bien, le cogió el rebujo a Vettel, superó a Massa en la recta y en la segunda curva se comió la rueda trasera izquierda de Sebastian. Mal. Es decir, son cosas que pasan. El alerón quedó medio colgando pero Alonso pudo concluir la vuelta en tercera posición. La cuestión es que no debía haberla terminado. Debería haber entrado en boxes para cambiar el morro. No lo hizo y podemos imaginar por qué: Alonso dice que está raspando el asfalto, el equipo le responde que ya, que ve las chispas, pero que aguante porque el alerón va a aguantar, que a lo mejor la pista se seca en un par de vueltas y que ahí entra en boxes para poner neumáticos lisos y sale con ventaja. Alonso aguantó. Hasta que mil metros más tarde su alerón se desintegró y su carrera, también. Malas órdenes de equipo, o malas ideas de Alonso, que también es posible, aunque improbable.

Felipe Massa, que había salido segundo, perdió cuatro posiciones en la salida. Felipe Massa es un piloto muy extraño. Es como si de pronto piloto y vehículo saliesen de la dimensión espacio/temporal del resto de competidores. Como si se cayese en un agujero y se pasase la carrera buscando la salida. Al final la encontró. Faltando cuatro vueltas se marcó la más rápida de la carrera y con eso llegó quinto, mal resultado teniendo en cuenta su lugar de salida pero no tan malo teniendo en cuanta la «maldición del agujero». El caso es que su vuelta rápida con asfalto seco invita a pensar que Ferrari tiene, de verdad, un buen coche. Será Fernando Alonso el que se aproveche, si sus manos y las órdenes de su equipo se ponen de acuerdo.

KUALA-LUMPUR-MALAYSIA-MARCH-24_54370626684_51351706917_600_226

Sebastian Vettel, Mark Webber y Adrian Newey, en el podio de Malasia – Foto de| Mark Thompson – GYI

Para el recuerdo de este Gran Premio quedarán los siempre atinados comentarios del equipo de Antena 3 Televisión. Los locutores consideraron «bravo» a Alonso por disputarle un puesto a Webber mientras debía pensar en meterse en boxes. Uno de ellos no supo predecir lluvia, ni todo lo contrario, así que resumió: «podría llover, el cielo viene ojcurito». Al final se enfadaron porque no vieron a Webber soltarle una hostia a Vettel, que es lo que sus deportivas almas parecían desear. El alonsismo tal vez no vio nada de esto. Como dijo el perfil twitter de Mauricio Colmenero a las 09:07: «Todos a la cama otra vez».

Documentos

Las conversaciones entre pilotos. Atención al minuto 3.41: «Ha sido una estupidez, Seb».

http://www.dailymotion.com/video/xyft1o_sebastian-vettel-vs-mark-webber-2013-malaysian-grand-prix-team-radio-extra_auto#.UU8rhRyzDGf

Próximo Gran Premio

China, circuito de Shangai, 12-14 de abril. Clasificación 2012: 1 Rosberg, 2 Button, 3 Hamilton. Alonso fue noveno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s