Pablo Batalla Cueto

Las estaciones de Aya. Ricardo Garrido en Mediadvanced

Oasis

La página web de Ricardo Garrido (Madrid, 1977) se llama Balas de plata; la explicación es sencilla: balas, porque balas dispara el obturador de su cámara; plata, porque además de «un buscador del placer y un viajero impenitente», Ricardo Garrido también es un buscador de la autenticidad y un impenitente nostálgico, y con sales de plata y una estricta escala de grises emulsiona aún su obra, balsa analógica en un vasto océano digital.

«La conocí en primavera —cuenta— y tuve la ilusión de que fuera mi novia. En verano dimos rienda suelta a la pasión. En otoño los dos éramos uno, pero empezó el declive. Los primeros copos de nieve del invierno se llevaron el amor, dejándome solo con los recuerdos.» Primavera, ilusión; verano, pasión; otoño, declive; invierno, recuerdos. Garrido abunda en la vieja identificación de las estaciones del año con las pulsiones humanas al escribir el prospecto de la exposición Cuatro estaciones, que acaba de inaugurar en la galería gijonesa Mediadvanced.

A los artistas romanos les encantaban esta clase de juegos; sus mosaicos están llenos de alegorías de la cosa, en las que cada estación aparecía personalizada en un rostro humano aparejado con uno de los atributos asociados a cada una de las estaciones. En la vieja Complutum, hoy Alcalá de Henares, hay uno de estos mosaicos, cuyo espacio cuadrangular está dividido en cuatro cuarteles más pequeños en el interior de los cuales aparece uno de tales rostros, esencialmente andróginos pero vagamente femeninos. Invierno aparece abrigado delante de un árbol con las ramas desnudas; Primavera lleva el cabello sembrado de flores; Verano es una especie de Baco ligero de ropa con la cabeza cubierta de racimos de uva; Otoño, melancólico, sostiene una hoz entre las manos y aureola su testa con una tiara de hojas marrones. Pero los cuatro son, en realidad, el mismo rostro. Un rostro anónimo, tal vez la enamorada del artista, a quien éste, otorgándole consistencia planetaria y totalizadora, hubiera querido convertir en un concentrado de todas las cosas, un mundo único más allá del cual no existiera nada, y nadie más que en el cual imprimiesen su huella los vaivenes astronómicos.

Aya en el lago

Ricardo Garrido ha hecho lo mismo.

Ella se llama Aya; es una hermosa japonesa de largo cabello moreno y facciones finas, delgada y joven, en cuyo menudo rostro resplandecen unos ojos cálidos y una amable sonrisa, y más abajo del cual nublan los sentidos del espectador dos pechos pequeños y un poblado pubis. Ricardo conoció a Aya en el imperio del Sol naciente, adonde encaminó sus pasos hace un par de décadas a fin de sumergirse en una cultura que le fascinaba. Los números de su vida harían las delicias de un cabalista: su estancia en el otro extremo del mundo duró ocho años; su relación con Aya, cuatro; de su vuelta a España hace dos.

Aya planeta, Aya universo. Primavera, el rostro relajado y feliz de Aya, el cabello despeinado, los ojos cerrados, después de recibir un beso. Verano, el primerísimo plano del sexo erizado de Aya. Otoño, la sonrisa forzada, el rostro cansado y ligeramente aburrido pero no menos hermoso de Aya, madura y severa, que toma el té con calma tal vez justo antes de irse a trabajar. Invierno, Aya a punto de ser devorada por el horizonte en una estación de tren. El cosmos ha completado su ciclo; nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Es hora de partir.

La exposición Cuatro estaciones permanecerá abierta en Mediadvanced hasta el próximo 15 de abril.
Anuncios

Un pensamiento en “Las estaciones de Aya. Ricardo Garrido en Mediadvanced

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s