Marcos García Guerrero

I Want To Believe. Sporting 3, Guadalajara 0

Sporting, Guadalajara

Foto de El Comercio

Andaba ansioso Vega-Arango por enseñar al mundo (y al entrenador) el señorío sportinguista. Ese señorío que él representa tan bien: traje elegante, gomina en el pelo, Grecian 2000 y retórica pleistocénica. Ese señorío de hacer las cosas a la vieja usanza, aunque el fútbol vaya hacia un lugar y nosotros al contrario. Así que como ya hiciera en su día con nuestro querido Preciado, Vega-Arango firmó la renovación de Sandoval en un momento no especialmente positivo de la temporada, como demostrando que el Sporting es otra cosa. Y lo es, claro, sobre todo en asuntos de despachos.

El aplastante resultado ante el Guadalajara parece corroborar que el proyecto Sandoval merece tal confianza, aunque los que hemos visto al equipo desde su llegada y además estuvimos ayer en el campo, nos tomemos la noticia sin mucho entusiasmo. Habrá que ver. Porque lo de ayer en el Molinón fue, pese al marcador de brilli-brilli, un pestiño que nos recordó a las peores tardes de Sandoval. El Guadalajara, que venía de tumbar a Las Palmas y Córdoba, no asustó en ningún momento a un Sporting que jugó y ganó un enfrentamiento de esos cuyo resultado parece ya decidido de antemano. Sin embargo, hasta el segundo gol no hubo ni rastro de un fútbol con el que entusiasmarnos de cara al futuro.

Amenazó por momentos el partido con convertirse en uno de los más aburridos de la historia del fútbol. Lo más interesante de la primera parte, el gol sportinguista por fallo del meta visitante, muchos nos lo perdimos al darnos el sol de frente. Hay pocas cosas peores que un partido aburrido: un partido aburrido en el que te pasas los noventa minutos haciendo visera con la mano. Eso sí, es reconfortante comprobar cómo la humanidad ha demostrado desde siempre que su ingenio sale a relucir en momentos de crisis. El tedio del encuentro se pudo paliar en parte observando el catálogo de métodos y artilugios que aparece en la grada cuando la solana azota al respetable. De entre todos ellos, mi preferido es el de agujerear la Hoja Rojiblanca e incrustar la cabeza en ella (a veces pienso que la Hoja Rojiblanca es al sportinguista lo que el chicle a McGiver, su piedra filosofal). Media Tribuna Este se las gastaba ayer de esta guisa, como Joaquin Phoenix Mel Gibson en Señales con sus sombreritos de papel de aluminio, esperando no ser abducidos por los extraterrestres.

Y es que esa es un poco la tesitura del Sporting. Estar a la espera de lo que venga del cielo. Como anunciaba Expediente X, la verdad está ahí fuera, que en nuestro caso significa en el campo y en la clasificación. Liguilla a seis puntos y el proyecto Sandoval confirmado. Habrá que creer. I want to believe.

Anuncios

2 pensamientos en “I Want To Believe. Sporting 3, Guadalajara 0

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s