Víctor Muiña Fano

Por la vía rápida: Gijón Mariners 27 – Murcia Cobras 13

DSCN0862Arrancaron al fin los play-off y arrancaron también, y de qué manera, los Gijón Mariners, que demostraron en menos de diez segundos que están preparados para lidiar con la presión añadida del tramo final de la temporada.

En las gradas reinaba una cierta expectación en torno al equipo visitante: para la afición, los Murcia Cobras eran una incógnita. Son los gajes de un sistema de competición que genera cruces entre equipos que no se han medido a lo largo de la temporada regular y que, en mi opinión, perjudica ligeramente a los favoritos. Tiene aún más mérito, por tanto, conseguir llevar a buen término una espectacular jugada inicial que tenía como objetivo conseguir 7 puntos rápidos y, sobre todo, demostrar al desconocido adversario el verdadero alcance del calificativo de «invictos» que adorna a los Mariners.

El encuentro comenzó de forma inmejorable, con el touchdown más espectacular que se ha visto en las Mestas esta temporada. Dado que el artífice destacado del retorno, Newfel Benchikh, ya ha demostrado en múltiples ocasiones su habilidad en este tipo de jugadas, algunos espectadores tratamos de observar en esta ocasión los movimientos del resto del equipo, encargado de abrirle paso. Reconozco que es algo que debería haber empezado a hacer antes: si quieren conocer la enorme complejidad del football, búsquenla de vez en cuando entre quienes no llevan el balón. Es ahí donde gusta de esconderse.

Los retornos tienen un aire de batalla medieval: el equipo que recibe el saque inicial permanece estático mientras sus adversarios comienzan la carga. Desde la grada no se oye nada, pero quién sabe, quizá en esos momentos hay algún William Wallace verdinegro que grita a sus compañeros que permanezcan quietos. Después, en cuanto se produce la recepción del oval, los veintidós jugadores se lanzan al choque. Como en casi todas las situaciones que genera este deporte, el kamikaze que lleva el balón tiene que hacer muchas cosas a la vez: correr los cien metros lisos, fundirse con el balón para no soltarlo si le placan, descubrir o en su defecto inventarse un hueco, aprovecharlo y, sobre todo, confiar en sus compañeros. Todo eso pasó en los primeros diez segundos de un partido marcado por el retorno de Benchikh, que profanó gravemente la defensa visitante junto a diez compañeros que parecían llevar varias semanas repasando la jugada mentalmente al irse para la cama. Es el poder de la visualización.

DSCN0836Mientras los jugadores locales se abrazaban entusiasmados y Raúl Caldero hacía subir el 7-0 al marcador, la grada lo vio hecho. Sin embargo, lo mejor de ese retorno fue que los Murcia Cobras también participaron de esa percepción: imagínense venir desde el sureste de la península serpenteando por carretera —nada de vuelos chárter, ni autobús privado del equipo— para encajar un touchdown en la primera jugada del partido más importante del año. Difícil de digerir.

Los únicos que siguieron totalmente concentrados tras el estallido fueron los propios Mariners. Su plan, en realidad, acababa de comenzar: era el momento de aprovechar el desconcierto de un equipo visitante que tardó demasiado en recomponerse. Cuando finalmente lo lograron, una serie de defensas prácticamente perfectas habían permitido a Pablo Caso y Jonathan Sánchez demostrar, ante la baja de Santi López, que el fondo de armario de los corredores verdinegros es bueno y bonito. Su trabajo fue secundado, además, por Marcos Martínez, que logró anotar el segundo touchdown del equipo y dar el cuarto, al conectar con el receptor Pedro Valle en la recta final del primer tiempo.

Aunque los visitantes habían logrado estrenar su casillero antes del descanso, al que se llegó con el marcador de 27-7, la afición tenía la sensación de que los Mariners habían solventado el choque por la vía rápida. Así que, mientras los locales demostraban su control sobre el ritmo del partido y los Cobras buscaban una improbable reacción, en la grada comenzó un animado debate en torno a los cartelones con los que el equipo técnico gijonés marca la estrategia ofensiva: casi todos concordamos en la existencia de las jugadas «escalera mecánica», «corbata», «botón de apagar la tele», etcétera; sin embargo la discusión se atascó con las marcas de coches: mi opinión personal es que si uno de los carteles es el emblema de Audi, entonces el símbolo de la paz, en realidad, es el de Mercedes. Por aquello de la coherencia temática. También creo que ahí hay un terreno por explorar con respecto a los patrocinios del equipo. Aprovecho para decirlo.

Mientras tanto, en el campo iba consumiéndose un partido que terminó con el resultado final de 27-13. Los Mariners se clasificaron, por tanto, para las semifinales de los play-off de ascenso, que se disputarán dentro de quince días en Las Mestas frente a unos Granada Lions que vencieron con contundencia su cruce con los Barcelona Búfals. Surgen de nuevo las dudas con respecto al significado del 42-12 con el que se saldó el partido entre dos equipos desconocidos para la afición. No queda más remedio que echar mano de las estadísticas, gobernantes despóticas de los deportes americanos, y comprobar que la abultada victoria de los granadinos se produjo ante la mejor defensa de la liga. Un dato serio al que se tendrá que enfrentar el ataque gijonés, el más productivo del campeonato y, sobre todo, la ilusión de un equipo aún invicto y que tiene en su mentalidad competitiva la mayor de sus fortalezas.

Será un partido por todo lo alto y será de nuevo en Gijón, gracias a que la plantilla siguió luchando por ganar todos y cada uno de los partidos de la liga regular cuando ya estaban clasificados para los play-off, con el objetivo de conseguir la ventaja de campo. Señalo esto porque frente a los Cobras, aunque hubo más ambiente, estuvimos allí los habituales. Y si tú, que estás leyendo esto, aún no has ido nunca a las Mestas a animar a los Mariners… Ya estás tardando.

Fotografía: Mayte Cueli

Anuncios

3 pensamientos en “Por la vía rápida: Gijón Mariners 27 – Murcia Cobras 13

  1. Cada vez que termina un partido estoy deseando que Víctor publique su crónica, no sólo por conocer su particular visión del partido, sino por el placer de leer algo bien escrito, eso se echa de menos en general. El arte de la escritura.
    Es un placer leer lo que escribes, que supongo abarcará más campos.

  2. Muchas gracias por tu comentario, Alida. Aprovecho para recomentarte que, además de otros artículos míos, navegues un poco por las secciones de la revista que te llamen la atención, que el resto de los colaboradores tienen un nivelazo.

    ¡Gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s