Paula Corroto

Semana Negra 2013: año de recortes y cambio de ciclo

sn

Sin el habitual tren negro, sin cigarrillos en los vagones, sin la pertinente parada en Mieres, con menos autores de lo habitual y, sobre todo, sin la presencia del fundador y alma mater Paco Taibo. Así comenzó la 26 edición de la Semana Negra de Gijón. Año de recortes y de cambios. Esta vez no hubo madrugón –el famoso tren negro, un convoy de los años ochenta, solía salir de la estación madrileña de Chamartín a las ocho de la mañana-, ni tampoco demasiados corrillos entre los pasillos. La carismática voz de Taibo, envuelto en perenne humo, mutó por la de Ángel de la Calle, si bien el subdirector logró imprimir cierto aura ‘semanero’ entre los asistentes. Aún así, un vacío flotó en el ambiente: cambio de ciclo.

«No tenemos muchas de las cosas habituales en este viaje. Yo acudí por primera vez en 1988 como periodista y repetí en 1989. Ahora tenía muchas ganas de venir como escritor», confirmó el autor cubano Leonardo Padura, una de las estrellas de esta edición que contará con 121 autores, 29 de ellos extranjeros. En total, dos decenas menos que el año pasado. No obstante, Padura recordó que la Semana Negra sigue siendo uno de los festivales de referencia del género. «En lengua española ha sido el más importante en los últimos treinta años y ha sido inspiración para otros festivales. Fue creado con mucha ambición», manifestó el autor de El hombre que amaba a los perros, quien insistió en que la Semana le había permitido conocer a autores como Manuel Vázquez Montalbán, Andreu Martin, Juan Madrid y González Ledesma.

El argentino Guillermo Saccomano, autor de Cámara Gessel, con la que este año es finalista del premio Hammett, recalcó que las ausencias no eran tan decisivas. «Dan igual, porque el festival funciona gracias a la unidad ideológica que existe en la organización y que se vierte en la práctica. Ángel no se queda atrás de Paco», manifestó. El escritor, que ha participado más de cinco veces en la Semana, reconoció que para él seguía siendo una gran oportunidad para volver a ver a gente conocida: “Es como volver a casa. Y además a un lugar que tiene esa cosa tan democrática de que cada uno puede practicar un género distinto. Se respeta la identidad de cada uno”. Eso sí, este año no habrá tantos autores de ciencia-ficción como en las ediciones anteriores, puesto que la parte de fantasía, el llamado Celsius, se celebrará en Avilés a finales de julio.

La nota de color de este 2013 la puso en el tren el equipo de la revista Mongolia, que el sábado presentarán su nuevo número en la Carpa del Encuentro. Una cruzada argentina que no dejó de destilar chistes –el personaje de Nelson Mandela fue uno de los mayores damnificados por ese humor suyo que a veces se torna negrísimo- mientras el convoy atravesaba la meseta castellana y entraba en el abrupto paisaje verde asturiano.

ptros markaris

Petros Markaris

Entre las presencias, no faltaron tampoco las ruedas de prensa que suelen servir de presentación de algunos de los autores que participarán en el festival. En esta ocasión el turno fue para los autores de cómic Silvio Galizzi y Rodolfo Santullo; Juan Bolea, que viene con la novela Pálido monstruo y el escritor y pintor Félix de la Concha. Fueron la puntita de un festival que, pese a todo – demandas de vecinos, recortazos económicos- no ha querido arredrarse y contará, además de con Padura y Saccomano, con estrellas como el griego Petros Markaris, realizará un homenaje a los astilleros en estos tiempos duros para el sector Naval –aviso al comisario Joaquín Almunia– y recordará los cuarenta años del golpe de Estado en Chile. No se olvidará tampoco del fotoperiodismo con las exposiciones de los fotógrafos Manu Brabo (De Libia a Siria), Olmo Calvo (En crisis), Edu Ponces (Sala negra) y Juan Medina (Desahuciados).

Poco después de las cuatro de la tarde, el tren hizo su entrada en la estación de Gijón. Allí esperaban los sospechosos habituales para recibir a los semaneros: el cielo nublado, la banda de música con el himno de Riego de sintonía y, esta vez, los trabajadores de la empresa pública de cuidado medioambiental EMULSA que protestaban contra su presidente, Fernando Couto, por los cambios en el baremo de formación para entrar en su bolsa de trabajo. Símbolos de reivindicación que muestran que este festival sigue siendo la Semana Negra.

Anuncios

3 pensamientos en “Semana Negra 2013: año de recortes y cambio de ciclo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s