Adrián Sánchez Esbilla

La mejor liga del mundo, dicen

barcelona-7-0-levante-fabregas-assist-2013

Es verdad eso de que uno no puede bañarse dos veces en la misma Liga pero en nuestro español caso uno desconfía hasta de Heráclito (vía platónica). El punto en el cual terminamos y este en el que ahora comenzamos están tan cerca que se dirían superpuestos. Como decía Robbie Robertson en El último vals esto es el principio del principio del final del principio. Un trabalenguas espacio temporal para tirar de una cita menos honorable: la vida sigue igual

Para lo único que ha servido esta jornada inaugural de dementes horarios anti-espectadores es para confirmar que las pretemporadas son pura nigromancia. Aspectos arcanos del fútbol, impenetrables para todos. Tras una gira asiática y no, cuanto más, jugando pachangas indignas siquiera de ese nombre, el Barcelona se puso en escena en Camp Nou con el diablo en el ojo. Fue una exhibición salvaje y despiadada que solo se detuvo cuando el Levante enseñó los tacos y marcó un par de rayas en el césped con ellos. Así y todo pudo haber sido peor, que ya es decir. Los primero 45 minutos fueron el regreso, a saber si espejismo, del Barça fanático de sí mismo de las mejores épocas de Rijkaard y Guardiola, presionando hasta dentro del área, acogotando con una velocidad de balón que, entre otras cosa, produjo un penalti realizado por un defensa que ni sabía en qué parte del campo estaba ni a quién demonios defendía.

El Barcelona del domingo fue, en muchos sentidos, el Barça de Cesc que la temporada pasada vimos anunciado varias veces pero que no pudo ser mantenido en el tiempo. Productivo y laborioso, liderando la presión siempre y filtrando veneno a cada pase, siempre hacia delante, dejando que Xavi hiciese trabajo de descompresión, liberando vapor, más relajado, más complementario que indispensable. Formidables también Pedro, otra vez, y Alexis Sánchez, por fin, un par de balas que, cuanto menos piensan y más reaccionan, resultan más mortales, coronando Messi, elAlfa y Omega de este equipo. Este año Martino, cuya mano es visible de modo trasparente, ha mandado una señales insólitas a través del delantero argentino. La primera que descansará cuando no sea necesario y la segunda que no debe hacerlo todo, que debe funcionar con el equipo y no “ser” el equipo. Si el resto de jugadores se comprometen a no relajarse pensando en que Messi lo solucionará todo, este Barcelona promete asesinar la emoción en beneficio de la belleza.

isco_real_madrid

El Madrid ha empezado también igual: ganando con la inercia y el talento, pero atascado, romo en esa pegada que se le supone pero que no acredita como debiera cuando Cristiano, goleador demoledor y no quirúrgico, no acierta.

Había jugado bien en la pretemporada, con algunos partidos, como contra el Chelsea remourinhizado, que de amistoso no tenían ni el nombre, pero el Betis lo puso bocabajo en un primera mitad fenomenal liderados por un Verdú genial y terminados en la velocidad de Cedric, quien perpetró roto tras roto. Sucedió lo de siempre, claro, los de Mel dejaron al Madrid vivo, con el susto, y a la que se les acabó la gasolina dijeron adiós al partido.

No terminó de carburar el interesante centro del campo de Ancelotti. Modric y Khedira se colocaban en paralelo y el croata quedaba restado. Es un jugador extraño, engañoso por culpa de un físico liviano que invita a colocarlo más adelante cuando, en realidad, funciona mejor más atrás. Es un amigo de todos, un auxiliar perfecto pero le molesta la superpoblación, de manera que si le colocas un guardaespaldas lo anulas. Mejoró con Casemiro a su lado, un futbolista que entiende mejor el puesto que el alemán, siempre incómodo con un traje que no le va, necesita cuerda, recorrido y no estar atado a unos deberes muy específicos para los cuales siempre es mejor un profesional que un aficionado.

Mal Özil también, extrañando la banda derecha. No termina de encontrar acomodo desde el curso pasado y su sedoso juego se disuelve en la irregularidad. Pero como suele suceder en el Madrid al final todo esto da igual porque si el talento de un lado gripa ya lo arreglará el del otro. Marcelo ha regresado y eso es una gran noticia. A estas alturas es un futbolista fuera de toda duda que, encima, encuentra un socio portentoso en Isco, genial y polifuncional, quien resolvió el partido con un pase de mediapunta y un gol de delantero centro. Le va a salir tan barato como caro Gareth Bale.

¿Y a parte del plato del día que se recomienda? Pues vista la primera jornada mucho Rayo Vallecano, uno al fin de semana como mínimo. Lo de Paco Jémez entra en la categoría de milagro. Ayer revivió a Bueno, antigua promesa del Castilla, repescado del Valladolid. Dos golazos de los tres fueron suyos para recibir en primera al Elche. Y el equipo jugando fútbol generoso, para los propios y los ajenos.

Algo de esto sirvieron también Celta y Espanyol en un partido frenético, en especial en su segunda parte. Más sólidos los de Aguirre, capaces de remontar fuera cosidos a la clase de Sergio García, uno de esos jugadores que, con la edad, se ha hecho sabios y concretos. El Celta de Luis Enrique lo pasará mal pero lo hará pasar muy bien. Juegan sin red, un poco como el Rayo, confundiendo el valor con la temeridad.

_atletico_c32cb20f

Al Atlético hay que seguirlo también, es el campeón de los mundanos, la gran esperanza (roji)blanca. Simeone exprime lo que tiene y ha sido capaz de atornillarle a Diego Costa la cabeza sobre los hombros. Resultado: un delantero temible, goleador y rompegüevos, de lo que quieres con tu camiseta y odias con la de los demás. Sí, Diego, nos encanta odiarte, tipos como tú son necesario en el futbol, los demás, solo contingentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s