Marcos García Guerrero

Cómo están ustedes. Ponferradina 2, Sporting 2

la nueva españa ponferradina

Foto de La Nueva España

Como para redondear un fin de semana circense en el que Ana Botella ejerció de payaso tonto en Buenos Aires, llegó Fofo (que no Fofó, pero casi) a preguntarnos a la mareona aquello de cómo están ustedes.

El partido fue un numerito de «el más difícil todavía»: empezar perdiendo con un gol de los que llaman «psicológico»; empatar y que poco después te piten un penalti en contra; pararlo; que se reanude la segunda mitad y que te vuelvan a marcar; reengancharte y que empiece la ida y vuelta, el toma y daca, hasta un redoble de tambor final con gol anulado de la Ponferradina por fuera de juego incluido.

A diferencia de las tablas firmadas hace dos semanas en Huelva, en un partido de más a menos y que al final pudo decantarse para cualquiera, empatar fuera de casa un encuentro como el de este domingo, con tantos contratiempos, es un botín preciado que debe valorarse en su justa medida. Está claro que no ganar supone un pequeño chasco para los dos mil sportinguistas que se desplazaron hasta Ponferrada; la victoria y el liderato consiguiente hubiesen sido el colofón perfecto para celebrar el día de nuestra asturianía. Pero las ligas (y los ascensos) se ganan, o mejor dicho, no se pierden, en encuentros como estos. Eso sí, hay que ir pensando que la «media inglesa», ganar lo de casa (hay que ganarlo) y sumar fuera, da para la liguilla pero no para el ascenso directo.

No obstante, con circo o sin él, ya podemos decir que la alegría ha vuelto a la ciudad. Lejos queda, de momento, ese equipo que la temporada pasada saltaba sin red jugándose la vida función a función en acrobacias para las que no estaba preparado; esa parada de los freaks que nos asustaba cada semana; ese circo de los horrores. Se mostró ayer el Sporting frágil atrás en jugadas de estrategia y con dificultades para defender las contras, pero también acreditó una capacidad de respuesta a los contratiempos que hacía tiempo que no veíamos. Cuatro partidos de liga ya parecen suficientes como para empezar a afirmar que este Sporting no es un mal vodevil callejero: terceros en la clasificación, imbatidos, y uno de los equipos más goleadores y menos goleados de la categoría. Y de estrella central, un Scepovic pletórico que como siga con sus malabarismos será susceptible de ir a lucir sus buenas artes a carpas más grandes.

¿Que cómo están ustedes? Pues aquí, de relaxing culín de sidra comentando el partido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s