Víctor Guillot

Alejandro Quincoces, la pintura metáfisica del tiempo

Quincoces

La pintura de Alejandro Quincoces va dejando rastros de tiempo. Son los ecos de una ciudad fantasma sobre la que vuela con sus pinceles o por la que transita en un arrebato místico de silencio. La semana pasada, en la inauguración de su último obra en la Sala Van Dyck, charlamos con Alejandro Quincoces sobre el tiempo y también sobre Detroit, el monstruo derribado, la ciudad absorbida por el vacío y devastada por la avaricia. Me cuenta que lo más interesante es la General Motors, donde todavía se exponen los coches que la multinacional fabrica, como un último destello de luz que anuncia el principio y el final de una orgía.

El pintor bilbaíno ha viajado desde Detroit hasta Chicago. En ese periplo ha ido encontrando pueblos abandonados sobre los que no se ha detenido, pero que le plantean una dura reflexión que nos congela el alma. Porque su pintura nos ofrece el instante místico, lleno de blancos y negros y grises sobre la esbelta, longuilínea y atardecida Detroit. Esta obra última de Quincoces nos muestra, por tanto, esa avaricia de tiempo que las multinacionales, la televisión y los grandes almacenes nos han metido en el cuerpo.

Desde sus inicios, uno se ha dejado deslumbrar por las luces de Nueva York y esos taxis amarillos que cruzan Brodway y que son el mejor símbolo de la velocidad. Una ciudad que crece y se mueve de forma veloz. El capitalismo es velocidad. Entonces Quincoces nos metía en la gran urbe, nos situaba sobre las aceras o sobre la luna de un coche, nos dejaba a la puerta de los hoteles y cosas así, pero ahora le digo que su pintura es un camino a la desolación, un viaje melancólico que va de lo real a lo abstracto, casi de forma inevitable. Quizá es lo que sucede cuando las formas se descomponen, una especie de consecuencia del capitalismo funeral. El caso es que Quincoces se está haciendo abstracto y esto es lo más interesante.

TORNAD~1Sus pinturas ya no nos sitúan en el centro de la ciudad. Se ha vuelto un pintor de la periferia, que contempla la ciudad desde la lejanía o desde las alturas, a vista de pájaro. El cielo se vuelve protagonista, expresado con toda su gravedad. Cielos turnerianos, densos, violentos que ofrecen todo el clima económico de la gran urbe. Las ciudades mueren, pero las nubes seguirán flotando sobre nuestros cadáveres, esa ausencia de vida que queda grabada en la ruina. Esta relación con Turner es más fecunda que nunca en Quincoces, pues le permite tomar una postura no sólo formal, al otorgar valor político a sus paisajes. Entonces la realidad adquiere otra dimensión, el cielo posee una gravedad inusitada, al tiempo que la pincelada se libera de las formas. Hay una épica de la abstracción hacia la que Quincoces se acerca para contarnos historias deshabitadas, donde sólo queda el esqueleto de la vida, un hueso roído por el tiempo, el fulgor de la ruina, donde ha quedado impreso el principio y fin de la historia, tal como hasta ahora había sido pintada.

El gran realista bilbaíno, con un sentido metafísico y heideggeriano, fronterizo con la abstracción, parece pedirnos tiempo, sólo tiempo, puro tiempo, ahora que todos andamos urgentes y urgidos de tiempo, ladrones de tiempo, robándonos el tiempo unos a otros, clavándonos el tiempo por la espalda, como una aguja de gran reloj que se descompone letra a letra, plazo a plazo. Ahí está el secreto de sus cuadros, en que tienen aura de tiempo. Y por eso no es un pintor realista, en el sentido políticamente correcto, pues que el realismo suprime el tiempo, mientras que este pintor de Bilbao lo que pinta, sobre todo, es el tiempo expresado en ciudades que se han derramado fuera del vaso vacío del tiempo. Es el tiempo como puente abandonado, el tiempo como casa en ruinas. Las ciudades patinadas de tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s