Víctor Muiña Fano

Guarden sus pañuelos: Gijón Mariners 16 – Camioneros de Coslada 14

1974721_10203019975556998_1214142015_nGuárdenlos, porque no tocaba aún despedir la temporada de los Mariners, ni tampoco agitarlos contrariados ante lo que por momentos pareció que sería la quinta y definitiva derrota de la liga. Hubo que volver a doblar los kleenex – por desgracia, pocas personas usan ya pañuelos de tela porque toda la distinción que otorgan desaparece con el primer uso – y meterlos de nuevo en el paquete. La próxima vez que salgan… ¡quién sabe! Bien podrían hacerlo para celebrar una gran victoria.

Y todo gracias a que los locales se propusieron pasar la tarde del sábado luchando contra todo: contra su propia inercia, contra el líder de la liga y, ya puestos, contra el cáncer. No hay rival pequeño, cierto, pero tampoco hay ninguno tan grande como para no ceder yardas ante un esfuerzo sincero y continuado. Este es el mantra que los jugadores de los Mariners se han repetido a sí mismos y han transmitido a cualquiera que haya querido escucharles en sus horas más bajas. Las que transcurrieron entre una sucesión de derrotas a domicilio, alguna de las cuáles – como la que un servidor pudo presenciar en directo, en las Rozas –se produjeron jugando contra quince, y un error en el punt que propició, ya en el primer cuarto del partido del pasado sábado, que los Camioneros colocaran el 0 – 14 en el marcador de las Mestas.

10151001_10203019976837030_393142187_nPunto donde los valores de X de una función continua pasa de un tipo de concavidad a otra. Así explica la Wikipedia lo que significa la expresión “punto de inflexión”. Los Mariners podrán definirlo, a partir de ahora, como “aquél segundo cuarto en el que una carrera de más de treinta yardas de Santi López dio comienzo a la remontada”.

Debemos, llegados a este punto, entonar el mea culpa, porque fue entonces, y no antes, cuando los aficionados despertamos y empezamos a animar al equipo. Ya he explicado otras veces que, sentado en la grada de las Mestas, tengo la sensación de flotar en un líquido amniótico deportivo: semana a semana, la gestación de la hinchada progresa, pero aún está lejos del grado de maduración del equipo. Es cierto que, ante nosotros, los aficionados, también se extiende lo desconocido: ¿cómo se anima en el football? Que muchos no sepamos responder esa pregunta no es excusa para que seamos asequibles al desaliento, precisamente nosotros, que tenemos el sagrado papel de animar al equipo de un modo irracional. De la misma manera que hubo pioneros que pusieron en marcha un equipo que hoy se ha convertido en un Club con un proyecto respetado –algo fácil de comprobar cuando uno se infiltra de incógnico en las gradas rivales–, tendrá que haber algún visionario que alumbre una fusión cultural en el campo de la animación y consiga que la esperanza no tenga que ir del campo hacia la grada, sino en sentido contrario.

Porque así es como debe ser por mucho que, en partidos como el del sábado, el equipo se bastase para dar la vuelta al marcador con un estratosférico touchdown de pase gestado entre Marcos Martínez y Sergio Gutiérrez, y Raúl Caldero culminara la remontada con un field goal de más de treinta yardas.

Los Mariners han tenido que atravesar con la única ayuda de sus protecciones una tormenta que amenazaba el éxito de su travesía y que por fin parece empezar a disolverse tras la balsámica victoria frente al líder de la competición, invicto hasta el pasado sábado. Y, como el truco para llegar a ser un hincha honradamente furibundo es imaginarse ser uno más de la tripulación, diré que, si yo fuera Marinero, me acostaría todas las noches pensando en que este año puede ser nuestro equipo el que juegue como visitante en unos playoff con poco que perder y mucho que ganar. Y pensaría también que ojalá la afición se embarcase con el equipo en ese último trayecto, sea cual sea el puerto en el que nos toque atracar.

Fotografía: Felipe SM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s