Marcos García Guerrero

Use Your Illusion. Sporting 2, Hércules 1

sporting-100514-21.jpg

Fotografía de El Comercio

Usa tu ilusión, como los Guns N´Roses.

El simple hecho de eliminar de la ecuación a Sandoval ha reactivado el ánimo del sportinguismo. Ya lo habíamos dejado dicho en estos mentideros, era inaudito que una afición tan sobradamente entusiasta como la rojiblanca no se hubiese desbocado cuando el Sporting se paseaba por lo alto de la tabla, y sin embargo, con el equipo a punto de salirse de los puestos de play off, ha bastado con mandar a casa al anterior técnico (tarde y mal, como siempre se hacen las cosas aquí) y apostar por un emblema del club, para que la gente se viniese arriba. Centenares de personas en Mareo y en El Molinón para ver los entenamientos, y una generosa entrada para presenciar el encuentro contra el farolillo rojo de la categoría. Esto ye así. Antes, invirtiendo el título de aquella triste canción que una gris mujer canturreaba en la ventana de un patio en “1984” de George Orwell, en Gijón había una esperanza (la de subir), pero sin ilusión. Ahora hay una ilusión con esperanza.

No nos engañemos, la mayoría de sportinguistas no tenemos ni puta idea de lo que futbolísticamente supondrá Abelardo, pero vemos en él una especie de ideal en su cualidad de antítesis de lo que Sandoval significaba. Frente al entrenador veterano (por edad más que por currículum) y mercenario, un técnico joven y de la casa. Frente a la inexperiencia como jugador del anterior míster, una carrera de éxito de unos de los mejores centrales del fútbol español reciente. Frente a los tics autoritarios y la mala baba sandovalera, la amabilidad y el buen rollo abelardino. No obstante, y a falta de futuros partidos, con lo de ayer ya podemos confirmar que en lo deportivo la llegada del Pitu trae consigo la vuelta a la coherencia futbolística y a las esencias básicas del balompié: jugadores con hambre, líneas juntas, presión arriba, aperturas a banda y retorno al 4-4-2 clásico olvidado aquí desde tiempos de Marcelino pero que se antoja como el esquema ideal para explotar los dos puntales serbios de nuestra delantera. En el fútbol la lógica es siempre la mejor de las filosofías.

El equipo titular de Abelardo ayer contaba con siete chavales de la casa, a los que se sumaron dos más con los cambios, y solo un par de los fichajes de este verano. Significativo. No se puede saber que en el filial hay perlas como Jony (ya puestos a fliparse, algunos vemos en su deslumbrante debut el perfil de jugador de banda pequeño y desequilibrante en la línea de George Best o el primer Messi. La ilusión de la que hablábamos y eso), si nunca se va a ver los partidos de Mareo ni se habla con el entrenador del segundo equipo. La lista de cosas que hizo mal Sandoval es indignante.

Siguen pendientes muchas cuestiones, que posiblemente no haya tiempo ya para solucionar de forma definitiva. El agujero negro de la defensa está tan activo como siempre (el gol del Hércules ha vuelto a ser digno de un mal gag de Benny Hill o Pepe Viyuela), y al Sporting le sigue faltando, pese a su poderío ofensivo, concretar su superioridad. Pero esta liga está de rebajas, y nunca un playoff de promoción (por no hablar del ascenso directo) ha estado más barato. Así que, ya se sabe, pobre del que quiera robarme la ilusión…

PD: Cómo presta volver a ver a Iñaki Tejada dando indicaciones desde el banquillo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s