Ciclos

Programación del CICA: Julio final

Con el mes de julio, damos por terminada la temporada de cine en versión original subtitulada programada por el Centro de Interpretación del Cine en Asturias.  Siete filmes, cinco ficciones y dos documetales que han pasado por los mejores festivales del mundo y que podrán ser disfrutadas por los espectadores que no tuvieron la oportunidad de verlas en las salas comerciales de cine. Heterodoxo, difernte y siempre con un elevado sentido de la calidad cinematográfica, desde la dirección del CICA esperamos no defraudar. Nos vemos en las salas.

7 de julio, 19,30

foto-françois-cluzet-en-en-solitario-7-531

En solitario. Le solitaire. 2013. Francia. 97 min. Dir.: Christophe Offenstein. Con François Cluzet, Samy Seghir, Virginie Efira, Guillaume Canet u José Coronado.

Hermosa, trepidante y cargada de emoción, como un relato de Stevenson, como un western de Ford, o esas aventuras marinas del maestro Alexander Mackendrick, En Solitare lo importante no es solo llegar el primero a la meta de la gran regata internacional. Hay algo más hermoso que ganar. Se trata de otro triunfo, el que se oculta en la propia derrota y que hace que este tipo de viajes o carreras tengan algún sentido. Guillaume Canet borda el papel de un viejo marino, sólo acompañado por un polizón y el viento que sopla en las velas, el mismo que tan pronto te abraza como te derriba, al que amas y necesitas tanto que te hiere si bajas la guardia. Protagonizada por uno de los mejores actores del momento en Francia, François Cluzet (Intocable) y dirigida por el debutante Christophe Offenstein, director de fotografía de la aclamada “Pequeñas mentiras sin importancia”. Con la presencia de Guillaume Canet, que produce esta película. Imprescindible.

 

10 de julio, 19,30

fullsizephoto281059

Snowpiercer (Rompenieves). 2013. USA/Corea del sur. 121 min. Dir.: Bong Joon Ho. Con Chris Evans, John Hurt, Ed Harris, Tilda Swinton, Song Kangho, Jamie Bell. Desde que la primera locomotora atravesó los campos ingleses soltando bufidos y espantando el ganado, su humeante mole de metal en movimiento se erigió como uno de los iconos más emblemáticos de una era mitológica: la del Progreso. Pero el tren, a menudo desbocado como un animal furioso, también se ha utilizado muy a menudo como metáfora del lado oscuro de la era industrial y postindustrial, como fuerza ciega, micromundo claustrofóbico o, paradójicamente, símbolo del colapso de una era mitológica: la del Progreso. Ese atractivo icónico ha resultado irresistible para el cine, cuyos rollos se han convertido cientos de veces en rieles de celuloide por los que han circulado locomotoras con nombre propio -desde la General hasta el Emperador del Norte, desde el Orient-Express hasta el Transiberiano- y otras anónimas, tirando de vagones sellados rumbo al puente de Cassandra o cargados de arte expoliado por los nazis, de ciudadanos secuestrados (Pelham 123), o simplemente fuera de control como El tren del infierno de Konchalovsky o la reciente Imparable. El último tren del cine viene este fin de semana desde un futuro cercano: el Rompenieves (The Snowpiercer), un convoy postapocalíptico con el que el coreano Bong Joon-Ho echa a rodar una atractiva alegoría del poder y los conflictos sociales sobre un trasfondo de abstracta preocupación ecologista, un tema al que sacó excelentes rendimientos en The Host.

Se dice que cuando el director coreano descubrió fortuitamente en una librería la novela gráfica Le Trasperceneige de Jean-Marc Rochette y Jacques Loeb quedó tan pasmado que se la tragó allí mismo, de pie ante el estante, en una sola sentada. La digestión de aquel provechoso descubrimiento es este Rompenieves, primera producción que el director de Mother rueda en inglés, aunque con capital coreano y reparto mixto: Chris Evans (que, como Capitán América, algo sabe ya de trenes enloquecidos rodando por paisajes nevados) encabeza un pasaje de lujo en el que Tilda Swinton y Ed Harris viajan en primera, mientras que a Jamie Bell o John Hurt (no hay distopía en la que falte) les toca agolparse con el ganado humano en los vagones de cola. La revolución está servida. Texto firmado por Juan Carlos Gea para Asturias24.

 

14 de julio, 19,30

foto-pierre-arditi-y-jean-pierre-marielle-en-en-la-flor-de-la-vida-2-969

La flor de la vida. La fleur de l´Áge. Francia. 2012. 83 min. Dir.: Nick Quinn. Con Pierre Ardite, Jean Pierre Marielle, Julie Ferrier. Aunque su estreno oficial data del 2011, nunca es tarde para disfrutar del oficio de Jean-Pierre Marielle, uno de los actores más intensos de la cinematografía francesa, que asombró a la crítica con la encarnación de aquel maestro de la cuerda capaz de convocar al espíritu de su mujer cuando tañía las cuerdas de su violonchelo, en la magnífica Todas las mañanas del mundo, adaptación de la espléndida nouvelle homónima firmada por Pascal Quignard. En esta ocasión, Jean-Pierre Marielle oficia de secundario en la primera comedia dirigida por Nick Quinn, realizador comprometido hasta entonces con el documental. Pierre Arditi, actor fetiche de Alain Resnais, protagoniza a un sesentón encargado de cuidar a su padre, Jean-Pierre Marielle. La búsqueda de una mujer que asista a ambos, Andreia Barbosa, derivará en un triángulo amoroso. El vigor de las interpretaciones sobresale sobre un guión sencillo, entretenido y complaciente, como la mayoría de comedias francesas que se estrenan en la actualidad.

21 de julio, 19,30

foto-a-proposito-de-llewyn-davis-5-819

A propósito de Llewyn Davis. (Inside Llewyn Davis). 2013, USA. Dir.: Joel & Ethan Coen . Con Oscar Isaac, Carey Mulligan, John Goodman, Garrett Helund, Emurray Abrahan y Justin Timberlake. Anticomedia, más triste que melancólica, sobre el contumaz talento para fracasar de un cantante folk en el Village de los primeros 60, otro perfecto antihéroe pasivo de los Coen. Errabunda y viñeteada, contemplativa y lacónica, es una película atemporal, de excelsa depuración formal, que incide en la valoración de la música como elemento dramático/psicológico, el gusto por el absurdo, la crueldad universal y lo implacable de la estupidez humana. Texto firmado por Adrián Esbilla. Para Esbillacinematográfica popular.

24 de julio, 19,30 horas

foto-de-tal-padre-tal-hijo-18-025

De tal padre tal hijo. 2013, Japón. Dir. Hirokazu Kore-Eda. Con Fukuyama Masaharu, Ono Machito, Maki Yoko, Lily Franky. Todo lo que Ryota tiene se lo ha ganado trabajando duro y está convencido de que nada puede estropear su perfecta vida. Pero un día, él y su mujer rebiden una llamada inesperada del hospital. Feita, su hijo de seis años no es su hijo, el hospital cometió un error y les entregó el niño equivocado. Una película que plantea un interesante dilema entre aquello que es innato y aquello que ha sido adquirido, reconocida con el premio del jurado en Cannes y el premio del público en San Sebastián.

28 de julio, 19,30

Plot-for-Peace

Plot for peace. 2013, Sudáfrica. Documental. Dir.: Carlos Argulló y Mandy Jacobson. El final del apartheid en Sudáfrica está ligado necesariamente a la liberación de Nelson Mandela, pero su liberación no sólo se debió a las protestas de la comunidad internacional. Tras su injusto encarcelamiento se desarrolló una lucha de intereses por mantener la influencia en Africa, una extensión de la guerra fría en el continente negro que enfrentó a americanos y cubanos, en una guerra oculta que toma por fin forma a través de este documental que sigue los pasos de uno de los hombres más influyentes y discretos que ha conocido la diplomacia: el empresario francés Jean-Ives Ollivier, el hombre que consiguió involucrar en los años 80 a toda una serie de lideres políticos y altos cargos de diferentes ejércitos y servicios secretos para sembrar la semilla del diálogo de paz regional que condujo a la liberación de Mandela. Trepidante, sin concesiones, en ningún caso maniqueo y absolutamente esperanzadora.

31 de julio, 19,30

Lo-conocido-desconocido-1

Donald Rumsfeld: certezas desconocidas. The Unknown Known. Documental. 2013, USA. Dir.: Errol Morris. Retrato de Donald Rumsfeld, secretario de Defensa de George W. Bush durante varios años y principal arquitecto de la Guerra de Iraq. Rumsfeld habla con Errol Morris –Rumores de guerra (2003)- acerca de sus famosos snowflakers, informes que preparó durante más de cincuenta años para el Congreso, el Pentágono o la Casa Blanca y que abren una ventana a la historia reciente de Estados Unidos, no necesariamente como sucedió de verdad, sino vista a través de los ojos de Rumsfeld. El documental es un apasionante viaje a la política internacional de las últimas décadas de la mano del que ha sido el secretario de Defensa más joven (con Gerard Ford en 1975.1976) y de más edad (entre 2001 y 2006) de la historia del país.

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s