Laura Martín

Alt Lit, un mundo poético 2.0

“Lo emocionante de la Alt Lit es su compromiso con, en palabras de Roggenbuck, las nuevas formas que la poesía, el humor y la espiritualidad pueden tomar en el Internet. En lugar de tratar de encajar las formas antiguas a las nuevas tecnologías, Roggenbuck y sus pares traen la intensidad romántica de la poesía a nuevas audiencias y plataformas on line, compartiendo libremente sus experimentos y animando a otros a unirse”. Así describe el periódico inglés The Guardian la Alt Lit.

NWV-1

La Alt Lit -Alternative Literature- es esto: un movimiento de jóvenes poetas -la mayoría sin superar la treintena-, que nace hace unos años en Estados Unidos sin ambición ninguna, pero con la convicción de que internet es el lugar actual para la poesía. “Supongo que es la primera generación de escritores que ha hecho un uso extraordinario de la red, no sólo para dar a conocer su primera obra, sino para tratar la red como propio tema literario. Por otro lado, también es un grupo de escritores que se conocen desde muy jóvenes”, afirma Luna Miguel (Almería, 1990), periodista, editora y escritora (La tumba del marinero, Pensamientos estériles, Exhumación…) que forma parte de los integrantes en castellano de este movimiento.
Con la Alt Lit, la literatura se traslada a la pantalla del ordenador, para experimentar con nuevas vías literarias que sirven para narrar el hastío de una juventud desencantada, hastío basado en relaciones con computadoras que reflejan esta vida vacía, de contenidos inmediatos que llenan nuestros muros de Facebook, de anécdota irrelevante, como en estos versos de Ana Carrete, una de las pocas féminas que copan este grupo literario: “todos te aplauden y a nadie más / y te sientes hermosa /  te odio y odio esto y odio la vida / odio es una palabra tonta pero la uso y la siento / está alrededor mío y crece y hace que todos se vean / muy tristes”. Al charlar con Luna Miguel, la escritora encuentra rápido las palabras para exponer qué contenido hay tras la Alt Lit: “En la Alt Lit hay drogas, hay fiestas, hay Internet, hay feminismo, hay budismo, hay política, hay desencanto, hay sexo, hay futuro. Hay mucha víscera y mucha sinceridad”.
Nos podríamos preguntar dónde quedaría la muerte del autor amparada por Barthes en esta literatura que versa sobre el yo más puro de nuestro tiempo, éste que descubre la vida a base de porno por internet y de silencios de chat, de las horas perdidas consumiendo televisión basura, éste que se descubre a sí mismo y a los demás a través de la foto diaria en Instagram. Su literatura habla de la soledad, de la insatisfacción vital de la juventud, que parece agazapada en una habitación a media luz, de desapego a la realidad anestesiado con xanax, de alienación, del miedo a las relaciones, de la nada.

Portada de dos antologías de autores de la Alt Lit: The Yolo Pages,donde se mezclan tuits, micropoemas o snapchats, y Vomit, antología en castellano de jóvenes poetas norteamericanos.

Portada de dos antologías de autores de la Alt Lit: The Yolo Pages,donde se mezclan tuits, micropoemas o snapchats, y Vomit, antología en castellano de jóvenes poetas norteamericanos.

Un autor que escribe y publica un post con la única pretensión de colgarlo en la red y compartirlo, un click para enseñarlo al mundo. El autor como protagonista. La primera persona es el sujeto perfecto para estos poetas. En la Alt Lit el lenguaje está al servicio de las nuevas tecnologías y las redes sociales, de la vorágine textual-visual que devora el yo. Un modo de escribir que no sólo refleja las actuales formas de relacionarnos, sino que también evita todo tipo de anhelos existencialistas, estéticos o moralistas, simplemente es el “ahora” desde el shock emocional.

Es alternativa, y por tanto, ruptura con la tradición literaria. Mezcla géneros, con bandazos prolíficos entre la poesía, el relato corto o la novela. Dos ejemplos nos aporta Miguel: “Hay autores como la poeta Gabby Bess, que mezclan poesía, poesía visual, ensayo y narrativa en un mismo libro. Y antologías como The Yolo Pages, donde podemos encontrar memes, tuits, pantallazos de tumblrs o snapchats que contienen poemas o que son poemas en sí mismos.”

Esta mezcla se experimenta siempre desde un minimalismo en la escritura, un trazo fragmentario al hilo de esta imposición propia de las redes sociales que obliga a decir el todo en 140 caracteres. La fluidez de lectura elimina las estructuras complejas y largas y el vocabulario queda descuidado. La revolución de este movimiento se encuentra en que “está rompiendo los esquemas de edición y de reconocimiento clásicos de la literatura, al menos en Estados Unidos. No necesitan grandes medios ni grandes editoriales: ellos lo pueden hacer absolutamente todo”, comenta Miguel. Así lo reflejaban hace unos días cuando un grupo de poetas hispanoamericanos, englobados bajo el título de Los Perros Románticos, y con Luna Miguel como moderadora, celebraban el primer hangout o conversación online para compartir a través de internet sus impresiones. El objetivo de este hangout es crear un espacio para debatir, comentar y contestar preguntas sobre poesía, alt lit o edición, en tiempo real. A través de Youtube, poetas de diversos países (Kevin Castro, Ana Carrete, Maximiliano Andrade, Yaxkin Melchy, Didier Andrés Castro o Arturo Sánchez) se unían para poner en común sus ideas, proyectos o sugerencias poéticas. Éste es sólo un ejemplo de las nuevas posibilidades que la red ofrece a la poesía.

I

Poética de una rebel generation

featureclick_med

Tao Lin

¿Quiénes son sus protagonistas? Muchos sitúan a Tao Lin (Estados Unidos, 1983) a la cabeza de este movimiento, todos ellos nacidos al amparo del desapego del estilo de vida americano. Luna Miguel comenta que empezó a leer a Tao Lin a los 15 años a través de su blog, y “como yo, personas de todo el mundo lo hemos hecho y hemos descubierto un mundo enorme gracias a sus conexiones. Eso, de algún modo, ha tenido que marcarnos”.

Lin ha publicado novela, relato corto, ensayos, y poesía; en España ha sido traducido por Alpha Decay –Robar en American Apparel, Richard Yates y Taipei-, y su blog cuenta con miles de visitas. El mundo poético de Lin refleja la esencia de este movimiento literario: desapego, vitalidad asociada a las redes sociales, sentimientos a través de gmail, e incluso, ciertas pinceladas del más puro teatro de lo absurdo. Y a él le siguen otros muchos, como Sam Pick, Ben Brooks, Noah Cicero, Ben Lerner, o Didier A. Castro.

Ellos son ejemplo de lo que se cuece en materia de literatura online, donde los blogs se convierten en el escaparate de sus obras. Ejemplo de ello es New Wave Vomit, una página de estética punk cuyo objetivo es dar a conocer a jóvenes poetas que englobamos dentro de este movimiento y de esta rebel generation. La creadora de esta web es Ana Carrete, anteriormente mencionada, y autora de obras como Baby Babe y Sadness. Forma parte de este movimiento con una obra, entre poesía y relato, que repite esta tendencia a la resignación desde la voz de un yo singular y, sin embargo, vibrante. Junto a New Wave Vomit, se han creado otras redes como Tenían 20 años y estaban locos, un tumblr en el que Luna Miguel selecciona textos de jóvenes poetas; 89plus, un proyecto multidisciplinario que estudia a la generación de autores posterior a 1989 y donde muchos poetas han podido publicar sus obras; o comunidades como  La red de poetas salvajes, o Palpitatio Lauri.

salamandria15port(15)gSi antes se necesitaba un mínimo espacio temporal para analizar un movimiento literario o una generación de poetas, con la Alt Lit la inmediatez no lo permite. Esta generación crece y se desarrolla, se analiza, se explica y se difunde a sí misma. Quedan lejos los estudios comparativos que nos permitan sacar interesantes y prolíficas conclusiones, basta la entrada en un blog, la autoedición, o el apoyo de webs como New Wave Vomit para dejar huella en el panorama literario. Abandónese la crítica, la reseña, bienvenidos a la poética visual, la poética del ahora, cambiante en un contexto donde cada día el material se duplica, se pliega, se expande. Ábrete un blog, un Tumblr, y un perfil en Facebook, escribe poesía, sal al mundo.

Es probable que ante la lectura de los autores de la Alt Lit pocos puedan quedarse indiferentes. Ya es un hecho: o se odia, o se ama. Sin embargo, más allá de preferencias particulares y conexiones, lo que sí es cierto que se trata de una revolución, de una manera nueva de entender la literatura, de la innovación a cargo de las nuevas tecnologías, continente pero también contenido. Lo interesante de este movimiento son las nuevas posibilidades que se abren, que permite disfrutar de una producción literaria más allá de la publicación por grandes editoriales, que permite disfrutar de nuevos modos de escritura digital y contenidos novedosos -blogs, tuits, collages en Tumblr, vídeos en YouTube…- que se salen del camino marcado, literariamente muy interesantes. ¿Han llegado para quedarse o hablamos de fenómeno pop?

Anuncios

2 pensamientos en “Alt Lit, un mundo poético 2.0

  1. Esta Luna Miguel es lo peor que he leído en mucho tiempo. Y eso que he leido mucha mierda, pero esto sobrepasa el tope de la basura en que se ha convertido la literatura en la actualidad. Pero vamos, ahora le llaman escritora/ poeta a todo quisqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s