Ciclos

Programación CICA: Octubre

Este mes, el Centro de Interpretación del Cine en Asturias ofrece una programación que aúna comedia, drama, thriller. Podremos disfrutar de Steve Coogan y Judi Denth en la emocionante Philomena, sobrecogernos con la interpretación de Matthew McConaughey y Jared Leto en Dallas Buyers Club o burlarnos de la política exterior francesa de la mano de Tavernier y sus Crónicas diplomáticas. Esperamos que esta programación sea de su interés.

2 de octubre, jueves,  20.00 h.

AMF_7277 (341 of 376).NEF

Dallas Buyers Club. 2014. USA. 112 min. Dir.: Jean Marc Vallée. Con Matthew McConaughey, Jennifer Garner y Jared Leto. La industria farmaceutica es poderosa, pero John Woodroof lo fue más. Dallas Buyers Club es una de esas películas que ponen a prueba a un actor, un examen dificil, bajar a los infiernos después de una orgía sin final, que te situa para siempre como un buen actor o uno más que pasará sin pena ni gloria. No sabemos si después de interpretar a este anti-héroe dramático, la vida de McConaughey será igual que ants, lo sí sabemos es que sí es un gran actor, a la altura de Joaquin Phoenix, Edward Norton, Heag Ledger o Mathieu Amalric, tipos que lo entregan todo en cada fototograma. Si nos habíamos sorprendido por la delgadez que McConaughey mostraba en la magnífica serie True Detective, aquí llega a superarse para recrear a uno de esos personajes sucios que tanto abundan en la mejor literatura norteamericana, la de un vividor y follador que adquiere el SIDA en los años setenta (cuando el SIDA era aparentemente sólo cosa de gays)  y decide enfrentarse a la comunidad médica y a todo el sistema sanitario norteamericano del último tercio del pasado siglo XX. John Woodroof pasará a ser uno de esos personajes que ocupan con derecho propio una estrella en el paseo de la destrucción. Homófobo, cocainómano, alcohólico y tejano, pero capaz de llegar a comprender las miserias de otros a base de hostias en la cara, a base de hostias con la administración americana, a base de hostias con su propia vida en su propio corazón. A nadie puede dejar indiferente la biografía de este tipo decidido a sobrevivir a toda costa que lograría ofrecer una calidad de vida más digna a los seropositivos, fundando en los EEUU un “Club de compradores” clandestino que llegaría a dispensar tratamientos menos lesivos y más efectivos contra el SIDA que aquellos que por entonces ofrecía la industria farmaceutica. No se la pierdan. Nada será después igual.

6 de octubre, lunes. 20.00 horas.

philomena frontsmall

Philomena. 2013. Reino Unido. 94 min. Dir:: Stephen Frears. Con Judi Dench, Steve Coogan. El director británico Stephen Frears no defrauda, pero si además reune ante su cámara a Judi Dench y a Steve Coogan la cosa funciona, incluso para un drama que en manos de otro realizador no dejaría de ser un telefilm de sobremesa dedicado a la vida de una humilde mujer de sesenta y muchos años que se ha pasado los últimos cincuenta años buscando a su hijo, después de ser obligada a entregarlo a un convento por haber quedado embarazada demasiado joven. El caso es que Judi Dench emociona. Nos descubre que es capaz de encarnar a cualquier mujer que se proponga, ya sea la emblematica M que da órdenes a James Bond, una psicópata o esta carismática mujer que logra atraer la atenció un periodista, Steve Coogan, que encuentra en la vida de esta señora una buen reportaje, una buena historia que contar a sus lectores. La relación Dench-Coogan funciona a la perfección. Steve Coogan, al que en el CICA tenemos devoción después de 24 hourse Party People, Coffe and Cigarretes, Tristan Shandy o  The Trip, se desenvuelve con gran soltura en el papel de periodista cínico y mordaz que debe bajar a la calle y detenerse a observar la vida de un ciudadano vestido de cualquiera para comprender los motivos de su oficio.

10 de octubre, viernes. 20.00 h,

21040500_20130916105938356

Crónicas Diplomáticas. Quai d´Orsay. Francia. 109 min. Dir.: Bertrand Tavernier. Con Thierry Lhermitte, Raphael Personnaz y Niels Arestrup. Crónicas diplomáticas es una divertida adaptación del cómic Quai d´Orsay de Abel Lanzac y Cristophe Blain, publicado recientemente en las librerías españolas. La película que dirige Bertrand Tavernier, como el cómic, ponen en evidencia como el poder es, en ocasiónes, un majestuoso cascarón vacío en el que las palabras no signican lo que dicta el diccionario, sólo lo que quiere decir quien las pronuncia. Así que los discursos, los protocolos, los pronunciamientos políticos pasan a ser un trampantojo de la realidad política, un simulacro que ocupan las vida, a través de teletipos, noticias, crónicas y comentarios vacíos de contenido…Pero nos estamos poniendo estupendos. Aquí podrá reirse siguiendo los avatares de un periodista contratado por el Ministerio de Asuntos Exteriores destinado a asesorar y redactar los discursos al ministro, antes de que este pronuncie una gran conferencia en un congreso que reunirá a todos los mandatarios de exteriores. Por otra parte, la película sigue la estela de esas otras películas que retratan la grandé francesa, ofreciéndonos un paseo por los interiores del palacio d´Orsay y sólo por eso ya merece la pena.

17 de octubre, viernes. 20.00 h.

gran-hotel-budapest-foto_full

Gran Hotel Budapest. USA. 95 min. Dir. Wes Anderson. Con Ralph Fines, F. Murray Abraham, Mathieu Amalric, Adrien Brody, Willen Dafoe, Jeff Goldblum, Harvey Keitel, Jude Law, Bill Murray, Edward Norton, Saorise Ronan, Jason Schwartzman, Lea Seydoux, Tilda Swinton, Tom Wilkinson, Owen Winson y Tony Revolori. El Gran Hotel Budapest narra la historia de Gustave H (Ralph Fines), el legendario botones de un famoso hotel europeo en el periodo de entreguerras, y de us amistad con Zero Moustafa (Tony Revalori), un joven empleado al que convierte en un protegido de confianza. La historia trata sobre el robo y la recuperación de un valioso cuadro renacentista de inestimable valor, la lucha por una enorme fortuna familiar, la desesperada persecución en motocicletas, trenes, trineos y esquíes, y la más dulce de las historias de amor. Divertida, trepidante, un auténtico delirio, casi como una película de dibujos animados que nos devuelve al particular mundo de Wes Anderson, ese niño que dirige películas que casi parecen de mentira y que junto a Noah Bauchman, Spike Jones, Alexander Paine y Darrel Aronofsky, constituyen el cuarteto del cine indi americano. Paul Thomas Anderson o James Gray son dos casos aparte.  Esta es una película para los que gustan del cine mudo, aunque se habla constantemente, para los que aprecian el humor inocente, aunque aquí sea un constante humor negro, para los fieles a Chaplin y a los Hermanos Marx, aunque hay dieciocho actores que podrían ser ellos sólos los protagonistas, para los que se dejan llevar por los oropeles de la Europa de entreguerras, aunque todo tenga un tono decadente y roto.

24 de octubre, viernes. 20.00 h.

Le-passé

El pasado. Le pasé. Francia. 93 min. Dir.: Asghar Farhadi. Con Tahar Rahim, Bérénice Bejo y Ali Mosaffa. Ashgar Farhadi es de esos directores que rueda sin concesiones, llevando a los personajes de sus historias al límite, obligando al espectador casi a meterse dentro de la película. Sus historias suelen transcurrir en espacios interiores, en cocinas, salones, habitaciones, allí se desarrolla el drama y allí está tambien el espectador contemplando las discusiones, las caricias, los besos, la rutina de esos seres que hacen vidas similiares a las de cualquiera, que aman o dejan de amarse, que se divorcian que son perseguidos por sus recuerdos, que viven hipotecados por su pasado. Algo de esto hay también en Le pasé, la historia de Ahmad, un profesor que viaja de Teherán a París para iniciar el proceso de divorcio a petición de su esposa. Durante su breve estancia, descubre la conflictiva relación entre Marié su hija Lucie. Los esfuerzos de Ahmed para restablecer el vínculo  entre madre e hija acabarán desvelando un secreto del pasado. Si le gustó Una separacion, El pasado no le decepcionará.

31 de octubre, viernes. 20.00 h.

nebraska

Nebraska. USA. 2013. 110 min. Dir.: Alexander Paine. Con Bruce Dern, Will Forte, June Squibb, Stacy Keach y Bob Odenkir. Hay magníficas películas que se mueven en el gris. O sea, un humor gris, un drama gris, un horizonte gris. Y como las tonalidades del gris son prácticamente infinitas, la riqueza de algunas películas que se mueven en ese color o no color o lo que diablos sea, es tan grandiosa que a uno le cuesta trabajo comenzar a definir. Comencemos diciendo que Nebraska es una amarga comedia o un devertido drama, sin grandilocuencias, un elogio de la rutina, de la vejez, de la familia, del middelwest. La historia de un viejo y su hijo camino de Linconl con el único propósito de cobrarse un premio de 1 millón de dolares. Pero como ya intuyen, lo de menos es el premio. Lo gordo es el viaje. Y en ese viaje conoceremos a Woody Grant, un tipo mediocre, en una vida mediocre, con un hijo mediocre, que sólo aspira a recorrer 1.400 kilómetros, aunque su hijo no está del todo convencido de que realmente exista ese premio. Por el medio, un recorrido al pasado, a la vida, a los fracasos. Alexander Paine dirige una pequeña obra maestra en blanco y negro, que recuerda a Una historia verdadera de David Lynch, a The Last Picture Show de Bogdanovich pero pasado por la senectud, a ese género que rinde culto con esta pieza y que nosotros llamamos “americana”. Imprescindible.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s