Carlos Hevia Fernández

Nuevas religiones, nuevas supersticiones

2014-06-25 07.50.36

El profesor Sissokó -vidente, astrólogo, futurólogo, médium y curandero- reparte folletos de su consulta a la entrada del supermercado. Afirma tener los espíritus mágicos mas rápidos y poderosos. Si tu problema es leve, colocará un platito con monedas y golosinas bajo un árbol. Si buscas trabajo, otro plato con bisutería, plumas de colores y colillas a las puertas de la oficina del INEM. Si tu problema es más grave, sacrificará una o dos gallinas recitando un galimatías, mientras fuma un puro y bebe ron, luego envolverá los restos de las pitas en papel de estraza y las pondrá cerca de un cementerio. Cuando el cliente se quiera enterar, el desplumado habrá sido él.
Testigos de Jehová con trajes baratos y corbatas imposibles llaman a tu puerta ofreciéndote respuestas a las grandes cuestiones de la vida. Si al menos fueran las del rosco de Pasapalabra, pero esas no vienen en la Biblia. Parejas de mormones recorren las calles a grandes zancadas con sus camisas blancas y sus zapatos negros de policía. Son como infantes de marina, no caminan, corren. Iglesias cristianas adventistas, evangélicas o pentecostales se ramifican abriendo lugares de culto en bajos comerciales de barrios humildes. Locutorios Cristo sanando las heridas. Los musulmanes se arrodillan tres veces al día en mezquitas improvisadas en garajes y carnicerías halal. En el dial 91.4 de la FM Radio Vida Repetidor te sermonea sin descanso.
¿Sabéis que os podéis ordenar pastores de una iglesia online? http://www.themonastery.org/ En dos minutos, por un módico precio y rellenando un formulario recibirás un hermoso certificado de la Universal Life Church que te habilita para: celebrar bodas, absolver pecados, formar a nuevos ministros e incluso ¡fundar tu propia iglesia! No importa si eres creyente o no, ya han ordenado clérigos a dos millones de hombres y mujeres. El problema es que solo tienen valor en Estados Unidos y Canadá, países en los que la libertad religiosa permite ganarse la vida casando, bautizando o perdonando los pecados de los demás. Aquí el monopolio de las cuestiones del alma lo explota la iglesia católica, que siempre ha sido muy celosa de su exclusividad y tolera mal la competencia. No hace tanto, por llevarles la contraria te colgaban un cartel de hereje, te arrancaban las uñas y te quemaban en una hoguera, así se las gastaban los presuntos discípulos de Jesucristo. Aun en tiempos de Franco los protestantes tenían que reunirse en locales clandestinos.
winningintroubledtimesEn EEUU, maestros del espectáculo, por excéntrico que seas encontrarás el lugar idóneo en el que alabar a Dios y expiar tu culpa, esa con la que venimos al mundo como nacemos con lunares y manchas en la piel. No necesariamente un templo, puede ser un pabellón deportivo donde ex-luchadores de pressing-catch bronceados rompen paredes de ladrillos y bloques de hormigón en nombre de Jesús. En los entreactos pasan la gorra luciendo músculos inflados con esteroides.
Si te gusta el dinero, no te sientas culpable, acude al reverendo Creflo Dollar; al menos él no esconde nada. Y es muy capaz de enseñarte citas bíblicas en las que Dios dice las cosas buenas que se pueden hacer con un dolar. La primera, dárselo a Creflo. Nada de expulsar a los mercaderes del templo, ni camellos pasando por cabezas de agujas, dejad que los ricos se acerquen a mi con sus carteras repletas, Creflo os ayudará a vaciarlas. Give me the money! Give me the money! Money, money, money! Grita, implora, exige poseído por la furia del dios de los banqueros, mostrando una hilera de dientes blancos como teclas de una caja registradora.
Si lo tuyo son las serpientes venenosas,  el pastor Jamie Coots es tu hombre. O lo era hasta que murió mordido por una cascabel. En su pequeña iglesia podías leer unos salmos mientras acariciabas víboras y otras cariñosas mascotas. Esperemos que alguien tome el testigo y eche de nuevo a reptar esta sibilante y ponzoñosa congregación.
En la Church of the Universe podrás darle a la marihuana, practicar nudismo y echar unas risas. Si eres ex-presidiario, ex-deportista, ex-fumador, encontrarás tu sitio. Incluso si no te mueves del sofá, cualquier telepredicador te ayudará a aligerar tu billetera.
Los Warriors of God promocionan su cruzada contra Satán y sus camisetas de diseño con lemas “Jesús no se rindió” en facebook. Superheroes cristianos de mallas ajustadas marcando paquete en lucha contra la pornografía y el consumismo.
Comunidades del apostolado evangélico de nuestro señor; en sus videos promocionales hippies de melenas lacias ofrecen una vida agrícola sencilla, sin lujos. Claro que uno no sabe si creerselo, también David Koresh, líder de los davidianos, parecía un tipo afable, un buen hijo estudioso de la Biblia y amante de las armas de fuego y su comuna de Waco no acabó de una manera muy católica.
Hay hermandades pequeñas, casi familiares, otras que llenan estadios con conciertos de rock cristiano que parecen Woodstock, sin ácido pero con mucha fe.
La religión es un negocio global: una comunidad budista tibetana musitando mantras en Los Angeles, California; un coro de gospel cantando Oh happy day! en un teatro de Gijon; peregrinos de toda Europa llenando de euros los cepillos de la catedral de Santiago; agua bendita y medallas de plata en las tiendas de souvenirs del Vaticano… Una multinacional sin alma ni escrúpulos. Queriendo o sin querer, todos, ateos y creyentes, financiamos creencias ajenas. Te puedes declarar insumiso, apóstata, anarquista, da igual, parte de tu dinero dará de comer a sumos sacerdotes.2014-09-18 19.44.40

Así que, aprovechando que mi segundo nombre es Salvador,  me he sacado el título de cura por internet, y voy a erigir mi propia Iglesia del Santo Nihilismo. Sin credos ni catecismos, sin obispos ni cardenales, todo el que acuda a mis celebraciones será nombrado hermano en el escepticismo. Tendremos bebidas y pinchos de tortilla, música en directo, revistas, canal plus para ver la Champions League…ahora que caigo, estas hermandades ya existen, se llaman bares. Al menos, pagareis por algo tangible. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s