Laura Martín

Fanzines, convulsiones de inquietud

fanzines

Russ Chauvenet, campeón de ajedrez estadounidense, fue el culpable. Con él nacía el fanzine, cuando decidió “lanzar” Detours, una pequeña revista dedicada a la ciencia ficción. Es necesario escribir “lanzar” entre comillas porque este tipo de publicaciones iban dirigidas a un público minoritario, dado el coste de producción mínimo con el que se contaba, así que más que lanzar, se disfrutaba escribiendo, maquetando y diseñando y luego, ya se vería. Y sin grandes expectativas nacía una forma de comunicar alternativa, real, sin pretensiones ni juegos sucios. Puro amor a la creatividad.

Fanzine procede de las palabras fanatic + magazine, dirigida, por tanto, a los fanáticos de las revistas. Y, de repente, por un precio irrisorio te encontrabas un pequeño panfleto, papel lleno de posibilidades, páginas donde lo que menos importaba era el negocio.

2000 maniacos last picture

Último número del fanzine 2000 maníacos, que celebra su 25º Aniversario.

¿Qué queda de todo aquello? Hoy las redes sociales, e internet en general, han transformado los estilos de vida, la forma de hacer política, o las modalidades para vender un producto. Todo ha influido, igualmente, en el concepto y desarrollo de los fanzines en el siglo XXI. Así lo afirma Manuel Valencia, director y editor del fanzine 2000 Maníacos, especializado en cine b y porno: “Todo ha cambiado a una velocidad de vértigo. Antes, descubrir películas de serie B y Z era una aventura digna de Los Goonies. Ahora está internet y lo tienes todo a un golpe de ratón”.

Este fanzine celebra este año su veinticinco aniversario con un recuerdo muy grato de aquellos principios cuando Manuel se gastó cinco mil pesetas de las de entonces en su primer número. “Sólo hice cien copias, en blanco y negro, que vendí a familiares y amigos a cien pesetas cada una. Hoy en día, aquel número 1 con toda la gran familia de Freaks en portada, vale una pasta entre coleccionistas”.

¿Por qué un fanzine? Valencia cuenta que “surgió por una necesidad: la de hacer el fanzine que a mí me gustaría leer y no encontraba por ningún lado. Quería hacer un fanzine que hablase de todo aquello que me apasionaba: cine de terror, gore, ciencia-ficción, erotismo, porno, tebeos…”. Muestra de Inquietud. Hoy en día encontramos un fanzine en 140 caracteres de subversión y bizarrismo, en un tumblr punk que aparece como collage de imágenes, textos, fotografías, ilustraciones y pensamientos.

Entonces, ¿Qué queda de todo aquello? Para Valencia, ese espíritu punki, “el Grupo Salvaje que hace posible 2000 Maníacos, los colaboradores, mantienen ese espíritu festivo, erudito, didáctico y gamberro que siempre nos ha caracterizado”, recalca.

Cambia el formato. Pero la esencia se mantiene: hacer una revista DIY, con producción escasa y coste mínimo, pero con unas ganas que se traducían en oleadas de inquietud. Era el canal de generaciones de jóvenes que plasmaban su pensamiento y actitud en un papel en blanco, la puerta a la absoluta libertad. Hoy, se mantiene esa esencia pero adaptándose a las nuevas tecnologías. ¿Y el papel? Primero, se comparte con el mundo en la red, y después, en muchos casos, se guarda para siempre en su impresión. Benditos románticos del papel.

El viaje del papel a la red

ilustrisimas 1

En Ilustrísima’s todo se reduce a dibujar, como homenaje a mujeres reconocidas por las más diversas historias y anécdotas. Son “historias de chanadoras” que bien merecen un recuerdo y llegar allí donde ellas no pudieron, gracias a canales como facebook o instagram, apoyando así a jóvenes ilustradores que bien merecen también de reconocimiento. Así nos cuenta Montse Piñeiro, coordinadora del proyecto colaborativo. “Ilustrísima’s tenía que ser un proyecto común. La idea empezó en crear una red de ilustradores de la zona, aunque poco a poco se me fue yendo de las manos y ahora estamos colaborando unas 10 personas que viven entre Galicia, Londres y Dinamarca. En cuanto al papel “todos los que formamos Ilustrísima’s estamos de acuerdo en que el precio sea el más bajo posible, puesto que la idea inicial es que cualquiera lo pueda comprar (no consigo visualizar a alguien trazando un maquiavélico plan para hacerse de oro vendiendo un fanzine).” Pretensión 100% fanzine.

Siguiendo el hilo del feminismo, encontramos más ejemplos. Bulbasaur, reflejo de que buen hacer y tumblr encajan más que bien. Creado por Andrea Alvarado, Blanca Miró y Mirena Ossorno, este fanzine utiliza esta red de microblogging para darle forma a contenidos de los más dispares, donde el feminismo se convierte en piedra angular.

fuerzas7portada

El último número del fanzine Fuerzas Absurdas de la editorial Bombas para desayunar

El mundo digital ha favorecido, además, que no solo se produzca una proliferación de los más diversos fanzines, tanto de contenido como de formato, sino que además ha fomentado el nacimiento de pequeñas editoriales que apuestan por la autoedición. Ejemplo de ello son Bombas para desayunar u Horriblemente Humano, dos maneras de mirar a este tipo de publicaciones.

Bombas para Desayunar, que nacía hace unos cinco años en Oviedo, se define como “microeditorial de fanzines”. Cuenta con tienda online para la venta de fanzines, y una guía completísima de tiendas físicas de España donde los distribuyen. Como no podía ser de otra forma, esta editorial nace de la inquietud: “Cuando estaba en la universidad empecé a hacer fanzines con un amigo que repartíamos en la facultad. Además por aquel entonces estaba muy interesada en las publicaciones que hacían los dadaístas y otros grupos de vanguardia así que me animé y monté Bombas para Desayunar para publicar fanzines que se me fuese ocurriendo”, cuenta Andrea Galaxina, creadora de la editorial. Ella misma reconoce esta evolución: “El fanzine ha evolucionado en función a cómo ha ido evolucionando la tecnología y cómo ésta se ha aplicado a la producción editorial. Más allá de esto, creo que tanto las motivaciones que han movido a los autores de fanzines a hacerlos, como los objetivos que se persiguen, no han cambiado mucho: disfrutar haciendo algo con pocos medios, expresarte como más te apetece, dar a conocer cosas que te gustan, conocer gente que comparte cosas contigo, etc”. De nuevo, la inquietud.

Horriblemente Humano nace por el amor a la autoproducción: “Sólo hay que venir y hablar con nosotros. Es un rollo bastante humano. Ese fue por ejemplo el caso de Leyendas suburbanas, uno de los fanzines, se hizo sin conocimiento previo de ninguna de las partes. Quedamos encantados con el resultado, y con haber conocido al autor. Crear comunidad también nos mola”, nos cuentan sus creadores. A estos ejemplos se suman los talleres, jornadas, eventos, guías… todo en torno al fanzine y la autoedición, actividades que buscan mantener viva este tipo de publicaciones, al tiempo que analizan y expanden todas las nuevas posibilidades del fanzine. Lo que está claro es que tras el fanzine se mantiene ese espírtu underground, abanderados de una “contracultura” que apoya formas, canales y contenidos innovadores y transgresores. Y de ahí a la autoedición, o lo que es lo mismo, Do It Yourself aplicado al corta y pega sobre política, crítica y movimientos sociales, o cultura. Cultura, cultura, cultura… Todo es cuestión de cultura.

SAMSUNG

Ejemplos que se muestran a modo de ventanas de cómo el arte golpea todas las posibilidades en la red para ofrecer a una audiencia -muchas veces atontada y reacia al consumo de revistas en papel- contenidos nuevos, alternativos, que dan voces a nuevas generaciones. Dibujo, y literatura. Fotografía y collage. O cómo descubrir el fanzine como herramienta cultural 3.0.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s